En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito
Trabajo En Equipo|En El Exito De Tu Equipo Está Tu Éxito

Fracaso o Éxito, Cuál Es La Fórmula?

Share Button

Existe realmente una fórmula para alcanzar el éxito y por negación una del fracaso?. Yo creo que el fracaso no es la negación del éxito y por ende, la fórmula para el éxito no nos aleja del fracaso.

¿Quién aprendió a manejar bicicleta sin previamente fracasar con una caída, a quién no se le quemó la comida tratando de preparar alguna nueva receta, a quién no le costo aprender algún curso en sus estudios y reprobó exámenes y tuvo que repetir materias?.

El Fracaso es la ruta necesaria para alcanzar el éxito, el tema está en no repetir los mismos errores, en aprender de cada uno de ellos, para así poder avanzar hacia el ansiado éxito.

En una presentación sobre manejo de inteligencia emocional, el expositor medio en broma y en serio nos dijo: “Si tienes que cometer un error, trata de que sea uno nuevo”.

Para seguir en el camino hacia el éxito se requiere mucho valor, por eso Dios le dijo a Josué (1,9) “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”. 

El maestro Jim Rohn escribió mucho sobre éxito y fracaso, el postulaba que existe una fórmula para el éxito, si quieres descubrir cuál es, lee las siguientes líneas que han sido extraídas de su libro “Las Cinco piezas más importantes del rompecabezas de la vida” y deja tus comentarios al final.

 Jim_Rohn

El Fracaso no es un evento simple y cataclísmico.

No fracasamos de la noche a la mañana. El Fracaso es el resultado inevitable de una acumulación de pobres ideas y peores elecciones. Para ponerlo más simple, el fracaso es nada más que unos pocos errores de criterio repetidos día a día.

Porqué alguien cometería un error de criterio y después fuera tan inconsciente de repetirlo día a día? La respuesta es porque él o ella piensan que no es importante.

Para nosotros mismos, nuestros actos diarios no parecen tan importantes. Un descuido menor, una pobre decisión, o una hora perdida generalmente no resultan en un impacto inmediato y cuantificable. Más frecuentemente de lo que parece, nos escapamos de las inmediatas consecuencias de nuestras acciones.

Si no nos hemos preocupado por leer siquiera un libro en los últimos noventa días, esta falta de disciplina no parece tener una inmediata consecuencia en nuestras vidas. Y como nada drástico nos sucede después de los primeros noventa días, repetimos el error de criterio por otros noventa días más, y así sucesivamente.

Porqué? Porque parece que no es importante. En esto es donde radica el gran peligro. Peor que no leer un libro, es no leerlo y no darse cuenta de que sí es importante!

Aquellos que comen mucho de los alimentos equivocados están contribuyendo a un futuro problema de salud, pero la alegría del momento oculta las consecuencias para el futuro. No parece que fuera importante. Aquellos que fuman mucho o toman mucho van acumulando estas malas decisiones año tras año… porque simplemente, parece que no fuera importante.

Pero el dolor y los lamentos de estos errores de criterio sólo se han pospuesto para algún momento en el futuro.

Las consecuencias difícilmente serán instantáneas; mas bien, se acumularán hasta el inevitable día en que finalmente tendremos que reconocer el precio a pagar por nuestras pobres decisiones, decisiones que no parecían ser importantes.

El atributo más peligroso del Fracaso es su sutileza. En el corto plazo esos pequeños errores no parecen hacer ninguna diferencia. No nos parece que estamos cayendo. De hecho, algunas veces estos errores de criterio son acumulativos y ocurren durante un período de gran alegría y prosperidad en nuestras vidas.

Desde que no nos sucede nada malo, desde que no existen consecuencias inmediatas que nos llamen la atención, nosotros simplemente flotamos de un día al otro, repitiendo los errores, pensando las decisiones equivocadas, escuchando las voces equivocadas y tomando las decisiones equivocadas. Ya que el día de ayer no se nos cayó el cielo encima; en consecuencia nuestros actos fueron probablemente seguros. Ya que no pudimos observar consecuencias mensurables, probablemente sea seguro volverlos a repetir.

Pero nosotros ¡debemos ser más inteligentes que ese simple razonamiento!

Si al final del día, cuando cometimos nuestro primer error de criterio, el cielo se nos hubiera caído encima, sin lugar a dudas hubiéramos dado los pasos para asegurarnos que ese acto no se volviera a repetir de nuevo. Al igual que un niño que pone su mano sobre la hornilla caliente a pesar de que sus padres le advierten de no hacerlo, nosotros deberíamos haber tenido una experiencia instantánea que acompañe nuestro error de criterio.

Desafortunadamente, el fracaso no nos envía sus advertencias como lo hacían nuestros padres. Por esto es que es imperativo refinar nuestra filosofía de manera que podamos tomar mejores decisiones.

Con una filosofía personal poderosa guiándonos en cada paso, podremos estar más alerta de nuestros errores de criterio y darnos cuenta de que cada error si importa. La buena noticia es que así como la fórmula para el Fracaso es sencilla, la fórmula para el Éxito es también fácil de seguir:

“Son unas simples disciplinas practicadas cada día”.

Veamos ahora una interesante asunto que merece atención: Cómo podemos cambiar los errores en la fórmula del Fracaso por las disciplinas requeridas en las fórmulas del Éxito? La respuesta es haciendo que el futuro sea una parte importante de nuestra filosofía.

Tanto el Éxito como el Fracaso involucran consecuencias futuras, llámense las merecidas recompensas? o los inevitables lamentos resultantes de los hechos pasados. Si esto es cierto, porqué la gente no pone más atención en reflexionar sobre el futuro?

La respuesta es simple: Están tan atrapados en el momento actual que no pareciera importarles. Los problemas y exigencias de hoy en día son tan absorbentes para algunas personas que nunca paran lo suficiente para pensar en el mañana.

Que pasaría si desarrollamos una nueva disciplina que consista en tomar sólo unos minutos cada día para mirar un poco más adelante en el camino? Entonces nos será posible predecir las inminentes consecuencias de nuestra conducta actual.

Armados con esa invalorable información, podremos tomar las acciones necesarias para cambiar nuestros errores por nuevas disciplinas orientadas hacia el Éxito. En otras palabras, disciplinándonos a nosotros mismos para ver el futuro con anticipación, estaremos en la capacidad de cambiar nuestros pensamientos, corregir nuestros errores y desarrollar nuevos hábitos para reemplazar los viejos.

Una de las cosas interesantes sobre la fórmula para el Éxito – practicar unas simples disciplinas cada día – es que da resultados casi inmediatos. Tan pronto como voluntariamente cambiamos los errores diarios en disciplinas diarias, experimentamos resultados positivos en un muy corto período de tiempo.

Cuando cambiamos nuestra dieta, nuestra salud mejora de manera notable en unas pocas semanas. Cuando comenzamos a ejercitarnos, sentimos una nueva vitalidad casi inmediatamente. Cuando comenzamos a leer, experimentamos el desarrollo de nuestra conciencia y un nuevo nivel de confianza en nosotros mismos. Cualquiera sea la disciplina que empecemos a practicar diariamente, nos producirá excitantes resultados que nos llevarán a mejorar aún más nuestra habilidad de desarrollar nuevas disciplinas.

La magia real de las nuevas disciplinas es que nos obligarán a corregir nuestra manera de pensar. Si fuéramos a empezar hoy día a leer libros, llevar un diario, asistir a clases, escuchar y observar más, entonces hoy sería el primer día de una nueva vida encaminada hacia un futuro mejor.

Si empezáramos hoy a esforzarnos más, y en todo momento hiciéramos un esfuerzo consciente y consistente para cambiar nuestros errores más sutiles y peligrosos por disciplinas constructivas y gratificantes, nunca volveríamos a conformarnos con una vida de sobrevivencia – si hemos probado los frutos de una vida de plena de significado!

En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito, deja tus comentarios al final









Share Button

Tags: , ,
Posted in Desarrollo Personal Liderazgo by Kiko Velezmoro. 4 Comentarios
Trabajo En Equipo|En El Exito De Tu Equipo Está Tu Éxito

Oración de Agradecimiento

Share Button

Amigo: quiero abrir este 2014 con una oración para terminar el año y empezar uno nuevo, esta oración la ha difundido el Dr. Edmundo Velasco, experto en Programación Neuro Lingüística y me he permitido publicarla por que siento que interpreta mi sentir y el tuyo también:

“Señor, dueño del tiempo y de la eternidad, tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro.

Al terminar este año, quiero darte gracias por todo aquello que recibí de TI.

Gracias por la vida y el amor.

Por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.

Te agradezco por todo cuanto  hice en este año.

Te pido por las personas que a lo largo de estos meses amé, las amistades nuevas y mis amigos de siempre, los más cercanos a mi y los que están más lejos, los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar, con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría.

Pero Señor, hoy también quiero pedirte perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado.

Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho.

Por la oración que poco a poco fui aplazando y que hasta ahora no te había presentado.

Por todos mis olvidos, descuidos y silencios.

Pronto iniciaremos un nuevo año y ante el nuevo calendario aún sin estrenar te presento estos días, que sólo Tú sabes si llegaré a vivir.

Quiero vivir cada día con optimismo y bondad llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión y paz.

Feliz Año Nuevo a todos mis amigos.”

Espero que les haya gustado y deseo te todo corazón que este 2014 podamos seguir en contacto y podamos juntos crecer cada día más, avanzar en nuestro desarrollo personal y avanzar hacia el éxito, siempre de la mano de Dios Nuestro Señor.

No olvides que “En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito”

 



 

Share Button

Trabajo En Equipo|En El Exito De Tu Equipo Está Tu Éxito

¿Quién Nos Organiza El Evento?

Share Button

promotoradeeventosComo administrador de una empresa grande en el Perú, me ha tocado buscar agencias que me ayuden a organizar diferentes eventos y que además ofrezcan servicios de promotoras para eventos, catering, etc. como la fiesta del aniversario, la  de fin de año o cualquier evento para promocionar la empresa.

¿Qué hacer, dónde buscar referencias, con amigos, con colegas?, o como prácticamente sucede con todo en nuestros días… recurrir a internet.

Hice esto último, consulté con Google, tratando de ubicar una empresa que en el Perú se dedique a dar este tipo de servicio.

Sin embargo, en el Perú no existen por internet muchas alternativas convincentes, hay algunas empresas que dan este servicio, pero no como servicio objetivo, sino dentro de otras alternativas comerciales, son personas naturales que dan servicio de catering, y entre otros servicios ofrecen organizar eventos.

Dentro de mi búsqueda, amplié el ámbito a otros países y pude encontrar empresas que realmente tienen como nicho de mercado la organización de eventos, pero de una manera realmente profesional, empezando porque tienen una página web muy bien diseñada y enfocada a resaltar los servicios que estas empresas brindan; una de ellas que llamó profundamente mi atención por su estilo con mucho glamour, fue  http://www.agenciaego.comempresa que tiene su radio de acción en Europa, que ofrece todo lo relacionado con un evento bien organizado, desde la producción del evento hasta el impacto en el mercado, pasando por el catering y las anfitrionas, por eso me tomo la libertad de recomendarla para los amigos que me siguen en ese continente.

No dejen de ver la página la Agencia Ego, van a experimentar la sensación de poder tener para ustedes un evento del más alto nivel.

Share Button

Trabajo En Equipo|En El Exito De Tu Equipo Está Tu Éxito

Ese No Es Mi Problema

Share Button

Ese no es mi problema es la típica respuesta de alguien que no está dispuesto a asumir responsabilidades.

Las personas que se hacen cargo de sus responsabilidades, se caracterizan por terminar lo que comienzan, por estar dispuestos a correr el kilómetro extra,  siempre los motiva la excelencia .

Jim Rohn sostenía: “El stress viene por hacer menos de lo que se puede”, en otras palabras por no asumir sus responsabilidades.

Una de las principales cualidades de un líder nos dice John Maxwell , es la Responsabilidad.

John Donne decía: ” … todos los hombres somos una pieza del continente, una parte del todo. La muerte de cualquier hombre me disminuye a mí, porque estoy involucrado con la humanidad, por lo tanto nunca me pidan averiguar por quién doblan las campanas; doblan por ti.”

Aquel que no asume sus responsabilidades, no se hace cargo de sus errores y fracasos, nunca alcanza el éxito

Encontré en youtube un interesante vídeo donde vemos qué sucede cuando en una empresa no se asumen las  responsabilidades y cómo el trabajo en equipo lleva a la solución.



Share Button

Trabajo En Equipo|En El Exito De Tu Equipo Está Tu Éxito

El Arte De Dar Lo Que No Se Tiene

Share Button

dar lo quie no se tiene¿Dar Lo Que No Se Tiene…. Cómo es posible esto?. Puede parecer un contra sentido, se supone que para dar, primero tenemos que tener; sin embargo, hay algo que podemos dar aún sin que nosotros hallamos logrado alcanzarlo, a continuación les dejo un texto de José Luis Martín Descalzo, en él, el autor sostiene que la clave para dar lo que no se tiene está en salir de uno mismo… Y cómo salimos de nosotros mismos?

Disfruten la lectura y comenten al final

A Gerard Bessiere (Autor de “Jesús, el Dios inesperaado”) le ha preguntado alguien cómo se las arregla para estar siempre contento. Y Gerard ha confesado cándidamente, que eso no es cierto, que también él tiene sus horas de tristeza, de cansancio, de inquietud, de malestar.

Y entonces, insisten sus amigos, ¿cómo es que sonríe siempre, que sube y baja las escaleras silbando infallablemente, que su cara y su vida parecen estar siempre iluminadas?.

Y Gerard ha confesado humildemente que es que, frente a los problemas que a veces tiene dentro, él “conoce el remedio, aunque no siempre sepa utilizarlo: salir de uno mismo”, buscar la alegría donde está (en la mirada de un niño, en un pájaro, en una flor) y, sobre todo, interesarse por los demás, comprender que ellos tienen derecho a verle alegre y entonces entregarles ese fondo sereno que hay en su alma, por debajo de las propias amarguras y dolores.

Para descubrir, al hacerlo, que cuando uno quiere dar felicidad a los demás la da, aunque él no la tenga, y que, al darla, también a él le crece, de rebote, en su interior.

Me gustaría que el lector sacara de este párrafo todo el sabroso jugo que tiene. Y que empezara por descubrir algo que muchos olvidan: que ser feliz no es carecer de problemas, sino conseguir que estos problemas, fracasos y dolores no anulen la alegría y serenidad de base del alma.

Es decir: la felicidad está en la “base del alma”, en esa piedra sólida en la que uno está reconciliado consigo mismo, pleno de la seguridad de que su vida sabe adónde va y para qué sirve, sabiéndose y sintiéndose nacido del amor. Cuando alguien tiene bien construida esa base del alma, todos los dolores y amarguras quedan en la superficie, sin conseguir minar ni resquebrajar la alegría primordial e interior.

Luego está también la alegría exterior y esa depende, sobre todo, del “salir de uno mismo”. No puede estar alegre quien se pasa la vida enroscado en sí mismo, dando vueltas y vueltas a las propias heridas y miserias, autocomplaciéndose. Lo está, en cambio, quien vive con los ojos bien abiertos a las maravillas del mundo que le rodea: la Naturaleza, los rostros de sus vecinos, el gozo de trabajar.

Y, sobre todo, interesarse sinceramente por los demás. Descubrir que los que nos rodean “tienen derecho” a vernos sonrientes cuando se acercan a nosotros mendigando comprensión y amor.

¿Y cuando no se tiene la menor gana de sonreír? Entonces hay que hacerlo doblemente: porque lo necesitan los demás y lo necesita la pobre criatura que nosotros somos.

Porque no hay nada más autocurativo que la sonrisa. “La felicidad -ha escrito alguien- es lo único que se puede dar sin tenerlo“.

La frase parece disparatada, pero es cierta: cuando uno lucha por dar a los demás la felicidad, ésta empieza a crecernos dentro, vuelve a nosotros de rebote, es una de esas extrañas realidades a las que sólo podemos acercarnos cuando las damos.

Y éste puede ser uno de los significados de la frase de Jesús: “Quien pierde su vida, la gana”, que traducido a nuestro tema podría expresarse así: “Quien renuncia a chupetear su propia felicidad y se dedica a fabricar la de los demás, terminará encontrando la propia”. Por eso sonriendo cuando no se tienen ganas, termina uno siempre con muchísimas ganas de sonreír.

¿Recuerdan aquello de que la tierra es redonda y que todo lo que en ella hay toma esta forma y que para recibir hay que dar primero?, el texto que acabamos de leer nos habla de eso de primero dar, aunque aún no lo tengamos.

No olvides que “En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito”

.



Share Button

Tags: ,
Posted in Desarrollo Personal by Kiko Velezmoro. 5 Comentarios
Trabajo En Equipo|En El Exito De Tu Equipo Está Tu Éxito

¿De Qué Sirve Luchar Tanto?

Share Button

luchar

¿De qué sirve luchar tanto?, me pasaron este correo, que tiene una reflexión muy interesante y qué responde a la pregunta del título, deja tus comentarios al final. 

En inglés tienen una frase que lo dice todo: “easy comes, easy goes”, o sea, fácil viene, fácil se va. Vemos cómo la depresión abate despiadadamente a los que lo tienen “todo”, y la melancolía es parte triste de sus vidas, al comprobar lastimosamente que no “todo” lo compra el dinero.

¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué tantos grandes ricos son presa fácil del consultorio del psiquiatra, del psicólogo? ¿Por qué los que heredan fortunas tienden frecuentemente a vivir una vida vacía, de hastío existencial?

Entonces, ¿será necesaria la lucha diaria por la vida para lograr ser felices?

Cuentan de un hombre que encontró un capullo de mariposa. Lo llevó a su casa para observar la mariposa cuando saliera.

Un día notó que tenía un pequeño orificio. Había llegado el momento tan esperado. Ahí permaneció durante varias horas, viendo la mariposa luchar para lograr pasar su cuerpo a través del pequeñísimo huequito.

Pronto pareció que había cesado de forcejear pues no lograba salir. Parecía estar atascada.
Sintiendo lástima, el hombre quiso ayudarla. Con una tijerita cortó a un lado del agujero agrandándolo, y la mariposa salió al fin del encierro.

Pero no era el hermoso ejemplar que el hombre esperaba. Tenía el cuerpo muy hinchado y unas alas pequeñas y dobladas.

El hombre confiaba que en cualquier instante las alas se desdoblarían y la hinchazón del cuerpo cedería.

No pasó ni lo uno ni lo otro. La infeliz solamente podía arrastrarse en círculos con su cuerpecito hinchado y sus alas dobladas. Jamás logró volar.

Lo que el hombre no había entendido era que la restricción de la apertura del capullo y el esfuerzo de la mariposa de salir por el diminuto agujero, eran parte natural del proceso, que forzaba fluidos del cuerpo de la mariposa hacia sus alas, para que alcanzaran el tamaño y fortaleza requeridos para poder volar y ser libre finalmente.

¿Qué fue lo que pasó? Muy sencillo. Al privar la mariposa de la lucha, también le fue privado su normal desarrollo.

Si Dios nos permitiera progresar en todo sin obstáculos, nos convertiríamos en seres inútiles. No podríamos crecer y ser fuertes como podríamos haberlo sido a través del esfuerzo y la constancia, a través de la lucha, a través del trajín de cada día.

¡Cuánta verdad encierra esta pequeña historia!
¡Cuántas veces queremos tomar el camino fácil para salir de las dificultades, tomando en nuestras propias manos esas tijeras y recortando el esfuerzo, para encontrarnos al final con un resultado insatisfactorio y muchas veces desastroso!

Apliquémonos la lección, y agradezcamos a Dios que tengamos que luchar para conseguir con su ayuda el pan nuestro de cada día.

Y recuerda que… En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito


 

Share Button

Tags: , ,
Posted in Desarrollo Personal by Kiko Velezmoro. 5 Comentarios
Trabajo En Equipo|En El Exito De Tu Equipo Está Tu Éxito

La Tierra Es Redonda

Share Button

La tierra¡La Tierra es Redonda!  Valiente descubrimiento, ¿no es verdad?, pero si la tierra es redonda, entonces qué sucede con todo lo que se mueve dentro de ella?… Simple, también toma forma de redonda.

Por eso es que el mundo funciona de esta manera: Das y recibes. Da sin esperar nada a cambio y en cambio recibirás más de lo que diste.

Cuando entregas algo, empiezas a mover la rueda, todo empieza a girar, la tierra redonda se mueve y todo el mecanismo creado empieza a funcionar; el Maestro Jim Rohn decía que el mundo está diseñado para merecer, no para necesitar, esto significa que sólo el que entrega algo va a recibir.

Amigo, si no estás satisfecho con lo que recibes, revisa lo que estas dando, allí debe de estar el problema.

Esto funciona en todos los aspectos de nuestras vidas: familiar, educativo, laboral, negocios. Todo lo que recibimos está en proporción directa a lo que entregamos.

Lo que cosechamos obedece a lo que sembramos, y ojo que normalmente lo que cosechamos es mucho mayor que lo que sembramos, lo que sembramos se lo estamos dando a la tierra para que ella nos devuelva una cosecha mucho más grande, pero de igual  manera si sembramos vientos, cosechamos tempestades.

En el campo educativo, todo el esfuerzo que como alumnos entregamos es recompensado al final de nuestras carreras, el esfuerzo que los maestros despliegan enseñando, es reconocido finalmente por los alumnos.

En el ámbito familiar el amor que entregamos a nuestra familia, lo recibimos con creces, multiplicado, de igual manera qué sucede con aquellos padres que no entregaron amor a sus hijos, ¿qué recibirán en su ancianidad?.

Laboralmente, al final siempre el que da “la milla extra” es el que termina recibiendo el reconocimiento, aquellos que piden sólo porque lo necesitan y no hacen nada por merecerlo, terminan en el mismo lugar, sin alcanzar lo que desearon pero nunca fueron capaces de dar lo necesario para merecerlo.

En los negocios también funciona así, el que arriesga, el que invierte, el que trabaja más es que el que finalmente alcanza el ansiado éxito.

No lo olvides: el mundo está diseñado para merecer, no para necesitar.

En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito









Share Button

Trabajo En Equipo|En El Exito De Tu Equipo Está Tu Éxito

¿Talento o Habilidad?

Share Button

Me pasaron un vídeo con el compendio de diferentes entrevistas a Will Smith, famoso primero rapero y luego actor de Hollywood y de la TV norteamericana.

Me llamó mucho la atención el nivel de sus conceptos filosóficos, porque normalmente, esto no se ve en los actores, o no se conoce de esta faceta en ellos.

Entre sus conceptos me pareció sumamente interesante una distinción que hace entre Talento y Habilidad.

Mucho se dice de los artistas, “…tiene talento…” igual se dice de los deportistas, sin embargo cuál es la relación entre talento y habilidad, ¿son sinónimos, son palabras diferentes?

Will nos dice muy bien, que el talento es una condición con la que nacemos, se tiene o no se tiene, en cambio la habilidad se desarrolla, obviamente con estudio y trabajo.

Ahora, podemos tener mucho talento, pero si no desarrollamos las habilidades necesarias para lograr que ese talento trascienda, pues éste se va a perder, se va a diluir.

Ejemplos se tienen todos los días con deportistas, artistas que aparecen con un talento espectacular, pero poco a poco su falta de estudio y dedicación al trabajo causa que en el tiempo desaparezcan y pasen a integrar las filas de las famosas “promesas”.

Todos venimos a este mundo con algún talento, así nos crea Dios, recuerden la parábola de los Talentos, Mateo 25, del 14 al 30, pero si no desarrollamos con estudio y trabajo, las habilidades adicionales para potenciarlos, pues éstos no nos servirán para alcanzar el éxito y la felicidad en nuestras vidas.

Para ver el vídeo da click en Me Gusta, deja tus comentarios al final y recuerda que “En el Éxito de Tu Equipo Está Tu  Éxito”.

 

 

 


 

 

Share Button

Artículos De Nuestro Baúlclose