En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito

Aprendamos A Decir Qué Queremos

Share Button

jimrohn2

Nuestro subconsciente no tiene sistema de valoración; es decir , no distingue entre un si o un no, para él esa distinción no existe, ¿qué significa esto? significa que para nuestro subconsciente es lo mismo decir “no quiero”, que decir “quiero”.

El poder de la palabra es inimaginable, tanto así que en la narración bíblica de la creación en génesis  1:3 se dice: Y dijo Dios :sea la luz y fue la luz.

Dios creó al mundo mediante La Palabra, entonces entendamos el efecto que una palabra puede tener en nosotros y en los que nos rodean y aprendamos cómo utilizar la palabra de la mejor manera.

El Maestro Jim Rohn nos habla un poco de la importancia del lenguaje que utilizamos con nosotros mismos en este pequeño extracto que publiqué hace ya algún tiempo, ahora lo vuelvo a citar, el poder de la palabra para el Desarrollo Personal, es primordial, te dejo con el texto del Maestro

LAS SUTILEZAS DEL LENGUAJE

“He encontrado que algunas veces la sutil diferencia en nuestra actitud puede ser tan simple como el lenguaje que usamos, lo cual de seguro puede significar una enorme diferencia en nuestro futuro”.

La diferencia está en cómo se habla uno a sí mismo y a los demás. Concientemente debe tomar la decisión de evitar decir lo que usted no desea expresar y comenzar a decir lo que en realidad usted desea expresar. Yo a eso lo llamamo CONVICCIÓN.

Veamos unos ejemplos:

En vez de decir: “Qué pasa si alguien no responde?” Ud. dice “Qué pasa si en verdad responde?”

En vez de decir: “Qué pasa si alguien dice no?” Ud. dice “Qué tal si te dicen que si?”

En vez de decir: “Qué pasa si se paran y se van? Ud. dice “Qué tal si se quedan?”

En vez de decir: “Qué pasa si esto no funciona?” Ud. dice “Qué tal si en verdad funciona?” y la lista continua.

Cuando usted comienza a pensar y a decir lo que realmente desea, entonces su mente automáticamente cambia y lo jala hacia esa dirección. Algunas veces puede ser tan simple como sólo hacer pequeños cambios en su vocabulario y cómo usted da a conocer su actitud y filosofía.

Nuestro lenguaje también influye en cómo otros se desempeñan y también en cómo se comportan a nuestro alrededor. Un adolescente le dice a su padre “Necesito que me des 20 soles”. El padre que sabe lo duro que es conseguir el dinero le puede decir : “Para qué necesitas esos 20 soles?” y normalmente se generará una situación tirante entre padre e hijo. Puede ser que el padre tenga esos 20 soles que el hijo necesita, pero el hijo no ha usado el lenguaje correcto para conseguir los 20 soles. La situación hubiera sido diferente si le hubiera dicho a su padre “¿Cómo puedo hacer para ganar 20 soles?”

Esta es la magia de las palabras. Aunque le resulte difícil de entender, en el mundo hay dinero para todos, sólo tiene que aprender la magia de las palabras para obtenerlo. Usted podrá obtener dinero para todo lo que necesite con sólo aprender la filosofía que hay detrás de: “¿Cómo puedo hacer para ganar 20 soles?”

El agricultor no puede hablarle a la tierra y decirle “Dame una cosecha” Él sabe que la tierra se reirá de él y dirá “¿Quién es el gracioso que me trae sus necesidades y no me trae sus semillas? Ahora si le dijera a la tierra “Tengo estas semillas, si las planto podrías trabajar con ellas mientras yo duermo? La tierra le dirá “No hay problema. Siembra la semilla y ándate a dormir que yo trabajaré mientras tu duermes”

Si usted entiende estos simples principios, enseñárselos a un adolescente (o a un adulto) será solo cuestión del lenguaje que emplee. Es como decir “una cuenta de inversión” en vez de “una cuenta de ahorro”. Simple lenguaje, pero muy importante.

Es fácil vivir con problemas durante casi toda su vida y no aprender alguna de estas simplicidades. Por eso usted tendrá que enfrentarse con todos los retos que no pudo superar, simplemente por “no leer ese libro”, “no escuchar ese cassette” , “no asistir a esa clase”, “no cultivar su lenguaje” y “no estar dispuesto a buscar de manera que usted pueda hallar”.

La Buena noticia es que usted puede iniciar este proceso en cualquier momento.

“Para mi fué a la edad de 25 años y estaba quebrado. Seis años después era millonario. Alguien me dijo: “Qué tal cambio, qué tal revolución, qué clase de magia tuvo que pasar? Cómo hiciste? y yo le dije. “No. Cualquier persona en un periodo de seis años lo puede hacer; de los 25 a los 31, de los 36 a los 42, de los 50 a los 56.

Puede ser cualquier periodo durante seis años en los que usted se dedique intensamente a un acelerado desarrollo personal, a mejorar su curva de aprendizaje y a aprender las disciplinas adecuadas. Hoy en día, por los avances de la tecnología, puede que no le tome los mismos seis años, pero los mismos cambios y la misma recompensa estará disponible para aquellos que quieran pagar el precio de los seis años.

Usted se dará cuenta de que bien sea al comenzar (para ayudarlo a arrancar) o en medio del proceso (para ayudarlo a mantenerse en el camino), que su lenguaje puede tener un gran impacto en su actitud, acciones y resultados.

Dime cómo hablas y te diré quién eres. Las Palabras van ingresando a nuestra mente subconsciente, llegando a formar nuestros paradigmas, nuestras ideas; estos posteriormente ante los estímulos que recibimos día a día envían a nuestra mente los pensamientos que son imágenes de nuestros paradigmas, pensamos en imágenes y sonidos.

Los pensamientos son la base de los sentimientos, si pensamos mal, nos sentimos mal, de igual forma si tenemos buenos pensamientos, tendremos buenos sentimientos, no sentiremos bien.

Las actitudes son fruto de nuestros pensamientos seguidos de nuestros sentimientos y la repetición contínua de pensamientos y sentimientos forman nuestros hábitos, éstos son los que nos diferencian de los demás, ahora bien, la repertición de estos hábitos define nuestro carácter y éste es el que en realidad marca nuestro destino.

Si tu carácter es positivo, tu destino lo será también, de la misma forma un carácter negativo pmarcará un destino negativo.

Medita sobre todo esto y deja tus comentarios.

Share Button

Tags: ,

2 Respuestas a "Aprendamos A Decir Qué Queremos"

Deja tu comentario

CommentLuv badge