El Arte De Dar Lo Que No Se Tiene

Share

dar lo quie no se tiene¿Dar Lo Que No Se Tiene…. Cómo es posible esto?. Puede parecer un contra sentido, se supone que para dar, primero tenemos que tener; sin embargo, hay algo que podemos dar aún sin que nosotros hallamos logrado alcanzarlo, a continuación les dejo un texto de José Luis Martín Descalzo, en él, el autor sostiene que la clave para dar lo que no se tiene está en salir de uno mismo… Y cómo salimos de nosotros mismos?

Disfruten la lectura y comenten al final

A Gerard Bessiere (Autor de «Jesús, el Dios inesperaado») le ha preguntado alguien cómo se las arregla para estar siempre contento. Y Gerard ha confesado cándidamente, que eso no es cierto, que también él tiene sus horas de tristeza, de cansancio, de inquietud, de malestar.

Y entonces, insisten sus amigos, ¿cómo es que sonríe siempre, que sube y baja las escaleras silbando infallablemente, que su cara y su vida parecen estar siempre iluminadas?.

Y Gerard ha confesado humildemente que es que, frente a los problemas que a veces tiene dentro, él «conoce el remedio, aunque no siempre sepa utilizarlo: salir de uno mismo», buscar la alegría donde está (en la mirada de un niño, en un pájaro, en una flor) y, sobre todo, interesarse por los demás, comprender que ellos tienen derecho a verle alegre y entonces entregarles ese fondo sereno que hay en su alma, por debajo de las propias amarguras y dolores.

Para descubrir, al hacerlo, que cuando uno quiere dar felicidad a los demás la da, aunque él no la tenga, y que, al darla, también a él le crece, de rebote, en su interior.

Me gustaría que el lector sacara de este párrafo todo el sabroso jugo que tiene. Y que empezara por descubrir algo que muchos olvidan: que ser feliz no es carecer de problemas, sino conseguir que estos problemas, fracasos y dolores no anulen la alegría y serenidad de base del alma.

Es decir: la felicidad está en la «base del alma», en esa piedra sólida en la que uno está reconciliado consigo mismo, pleno de la seguridad de que su vida sabe adónde va y para qué sirve, sabiéndose y sintiéndose nacido del amor. Cuando alguien tiene bien construida esa base del alma, todos los dolores y amarguras quedan en la superficie, sin conseguir minar ni resquebrajar la alegría primordial e interior.

Luego está también la alegría exterior y esa depende, sobre todo, del «salir de uno mismo». No puede estar alegre quien se pasa la vida enroscado en sí mismo, dando vueltas y vueltas a las propias heridas y miserias, autocomplaciéndose. Lo está, en cambio, quien vive con los ojos bien abiertos a las maravillas del mundo que le rodea: la Naturaleza, los rostros de sus vecinos, el gozo de trabajar.

Y, sobre todo, interesarse sinceramente por los demás. Descubrir que los que nos rodean «tienen derecho» a vernos sonrientes cuando se acercan a nosotros mendigando comprensión y amor.

¿Y cuando no se tiene la menor gana de sonreír? Entonces hay que hacerlo doblemente: porque lo necesitan los demás y lo necesita la pobre criatura que nosotros somos.

Porque no hay nada más autocurativo que la sonrisa. «La felicidad -ha escrito alguien- es lo único que se puede dar sin tenerlo«.

La frase parece disparatada, pero es cierta: cuando uno lucha por dar a los demás la felicidad, ésta empieza a crecernos dentro, vuelve a nosotros de rebote, es una de esas extrañas realidades a las que sólo podemos acercarnos cuando las damos.

Y éste puede ser uno de los significados de la frase de Jesús: «Quien pierde su vida, la gana», que traducido a nuestro tema podría expresarse así: «Quien renuncia a chupetear su propia felicidad y se dedica a fabricar la de los demás, terminará encontrando la propia». Por eso sonriendo cuando no se tienen ganas, termina uno siempre con muchísimas ganas de sonreír.

¿Recuerdan aquello de que la tierra es redonda y que todo lo que en ella hay toma esta forma y que para recibir hay que dar primero?, el texto que acabamos de leer nos habla de eso de primero dar, aunque aún no lo tengamos.

No olvides que «En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito»

.


Share

Kiko Velezmoro

Soy Kiko Velezmoro, comprometido en la difusión de conocimientos sobre desarrollo personal y network marketing. para poder ayudar a las personas a mejorar su calidad y estilo de vida. En el Éxito de tu Equipo está tu Éxito

5 comentarios en “El Arte De Dar Lo Que No Se Tiene”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Hola, Kiko:

    Sonreir es parte de una terapia curativa, como lo es la Risoterapia. Nuestro organismo reacciona favorablemente con la alegría, aunque en un primer momento no sea espontanea.
    Nuestros semejantes merecen lo mejor de nosotros mismos y asi siempre conseguiremos la paz y bienestar que tanto anhelamos.
    Felicitaciones por tan excelente artículo.

    Un abrazo de Iris
    Iris Moreno Roca publicado recientemente…Copyleft: Se Legal y ComparteMy Profile


  3. Hola Kiko. Difiero un poco sobre lo escrito, mas bien quisiera comentar que si se entrega lo que uno tiene internamente, por ejemplo, dar alegria a los demas aunque uno mismo, en ese momento no la tenga, no quiere decir que internamente no sea poseedora de ella, mas bien creo que debemos elegir que es lo que queremos entregar a los demas y esto no es cuestion de poseerlo o no sino de comprension. Saludos.
    Carlos Gerardo publicado recientemente…Meditacion TrascendentalMy Profile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.