El Arte De Dar Lo Que No Se Tiene

dar lo quie no se tiene¿Dar Lo Que No Se Tiene…. Cómo es posible esto?. Puede parecer un contra sentido, se supone que para dar, primero tenemos que tener; sin embargo, hay algo que podemos dar aún sin que nosotros hallamos logrado alcanzarlo, a continuación les dejo un texto de José Luis Martín Descalzo, en él, el autor sostiene que la clave para dar lo que no se tiene está en salir de uno mismo… Y cómo salimos de nosotros mismos?

Disfruten la lectura y comenten al final

A Gerard Bessiere (Autor de “Jesús, el Dios inesperaado”) le ha preguntado alguien cómo se las arregla para estar siempre contento. Y Gerard ha confesado cándidamente, que eso no es cierto, que también él tiene sus horas de tristeza, de cansancio, de inquietud, de malestar.

Y entonces, insisten sus amigos, ¿cómo es que sonríe siempre, que sube y baja las escaleras silbando infallablemente, que su cara y su vida parecen estar siempre iluminadas?.

Y Gerard ha confesado humildemente que es que, frente a los problemas que a veces tiene dentro, él “conoce el remedio, aunque no siempre sepa utilizarlo: salir de uno mismo”, buscar la alegría donde está (en la mirada de un niño, en un pájaro, en una flor) y, sobre todo, interesarse por los demás, comprender que ellos tienen derecho a verle alegre y entonces entregarles ese fondo sereno que hay en su alma, por debajo de las propias amarguras y dolores.

Para descubrir, al hacerlo, que cuando uno quiere dar felicidad a los demás la da, aunque él no la tenga, y que, al darla, también a él le crece, de rebote, en su interior.

Me gustaría que el lector sacara de este párrafo todo el sabroso jugo que tiene. Y que empezara por descubrir algo que muchos olvidan: que ser feliz no es carecer de problemas, sino conseguir que estos problemas, fracasos y dolores no anulen la alegría y serenidad de base del alma.

Es decir: la felicidad está en la “base del alma”, en esa piedra sólida en la que uno está reconciliado consigo mismo, pleno de la seguridad de que su vida sabe adónde va y para qué sirve, sabiéndose y sintiéndose nacido del amor. Cuando alguien tiene bien construida esa base del alma, todos los dolores y amarguras quedan en la superficie, sin conseguir minar ni resquebrajar la alegría primordial e interior.

Luego está también la alegría exterior y esa depende, sobre todo, del “salir de uno mismo”. No puede estar alegre quien se pasa la vida enroscado en sí mismo, dando vueltas y vueltas a las propias heridas y miserias, autocomplaciéndose. Lo está, en cambio, quien vive con los ojos bien abiertos a las maravillas del mundo que le rodea: la Naturaleza, los rostros de sus vecinos, el gozo de trabajar.

Y, sobre todo, interesarse sinceramente por los demás. Descubrir que los que nos rodean “tienen derecho” a vernos sonrientes cuando se acercan a nosotros mendigando comprensión y amor.

¿Y cuando no se tiene la menor gana de sonreír? Entonces hay que hacerlo doblemente: porque lo necesitan los demás y lo necesita la pobre criatura que nosotros somos.

Porque no hay nada más autocurativo que la sonrisa. “La felicidad -ha escrito alguien- es lo único que se puede dar sin tenerlo“.

La frase parece disparatada, pero es cierta: cuando uno lucha por dar a los demás la felicidad, ésta empieza a crecernos dentro, vuelve a nosotros de rebote, es una de esas extrañas realidades a las que sólo podemos acercarnos cuando las damos.

Y éste puede ser uno de los significados de la frase de Jesús: “Quien pierde su vida, la gana”, que traducido a nuestro tema podría expresarse así: “Quien renuncia a chupetear su propia felicidad y se dedica a fabricar la de los demás, terminará encontrando la propia”. Por eso sonriendo cuando no se tienen ganas, termina uno siempre con muchísimas ganas de sonreír.

¿Recuerdan aquello de que la tierra es redonda y que todo lo que en ella hay toma esta forma y que para recibir hay que dar primero?, el texto que acabamos de leer nos habla de eso de primero dar, aunque aún no lo tengamos.

No olvides que “En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito”

.


El Poder de la Ambición

Ambición se define en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua como: Deseo ardiente de conseguir poder, riquezas, dignidades o fama. Lo contrario a la ambición, sería el conformismo; evidentemente, el conformismo equivale a dejarse llevar por la corriente y renunciar a dirigir nuestro propio destino.

Si definimos el éxito como el logro progresivo de ideales dignos, es obvio que detrás existe una ambición sincera, la cual será el motor que nos impulsará por los caminos del Desarrollo Personal.

Jim-Rohn-Full-300x300

El Maestro Jim Rohn en su obra El Poder de la Ambición, nos habla justamente sobre este tema. Te dejo el extracto para que lo disfrutes y lo comentes.

“¿Cuál es el origen de una ambición sincera?

Realmente sólo existe un sitio en donde puede encontrar una ambición sincera y es justamente dentro de usted, en cada pensamiento, en cada movimiento, en cada motivación. Su ambición será una expresión de quién es usted realmente, su propia “Auto-expresión”.

No será acaso la auto-expresión realmente la auto-dirección?

Que opinan ustedes, fíjese usted mismo cómo se comporta, cómo se auto-motiva. 

La Ambición es el resultado de la auto-dirección y la auto-dirección es una de las seis claves principales necesarias para construir la ambición.

La auto-dirección positiva le dice, “Yo se quién soy y se adónde quiero llegar. Estoy acumulando conocimientos, experiencias, sentimientos y filosofías que me ayudarán a prepararme para las oportunidades que estoy seguro se me presentarán sin avisar y sin proponérmelo”.

Debido a que sabe adónde quiere llegar es que usted ha estado trabajando en las diversas facetas de su personalidad, las mismas que lo convertirán en una mejor persona. Trabajando en su actitud, trabajando en su salud, trabajando en sus habilidades para administrar su tiempo.

Póngalo por escrito y revíselo constantemente, visualizándose en el lugar al que desea llegar y recorriendo la dirección que usted ha elegido.

La dirección determina el destino. Por eso es que usted se debe preguntar:

“Estarán todas las disciplinas en las que estoy comprometido, conduciéndome adónde quiero llegar? “

Qué pregunta tan importante para hacérnosla todos al inicio de cada mes, al comenzar cada semana, al despertar cada día. Lo que nunca querrá hacer será engañarse a usted mismo. Engañe a su vecino, engáñeme a mí, engañe al mercado, pero no se engañe a usted mismo, cruzando los dedos, esperando llegar a buen puerto cuando ni siquiera sabe adónde quiere llegar.

Usted debe preguntarse a menudo, estoy siguiendo las disciplinas que me llevarán en la dirección que quiero ir? No evite hacerse estas preguntas importantes, preguntas que lo ayudarán a determinar su propia dirección, izar sus velas, fijar su destino.

Es esta la dirección que quiero para mi vida? 
Comparto con alguien la misma dirección? 
Es esta una meta que he querido alcanzar desde mi niñez? 
Es la meta de mis padres, de mi esposa(o), de mi jefe, de mis hijos o es la mía propia?

Hágase usted mismo estas preguntas y luego cuestiónelas. Después de que haya respondido estas preguntas, vaya un paso más allá y pregúntese, “Qué estoy haciendo que me funciona y que estoy haciendo que no me funciona?”

Cuestiónese nuevamente. Trabaje mentalmente para definir su mejor alternativa de dirección, su auto-dirección.

Luego, ambiciosamente persevere en su propia auto-dirección. Permita que el poder de su ambición lo lleve adónde usted desea llegar, hacer lo que usted desea hacer, para crear la vida que usted desea vivir!”.

Creo que en estas líneas, Jim Rohn nos muestra qué debemos entender como el poder de la ambición y cómo ésta nos puede ayudar en el camino del éxito. Deja tus comentarios, serán bien recibidos.


Supera Tu Marca

Supera Tu Marca, este es el secreto del éxito, no compites contra nadie, compites contra ti mismo. Cuando un deportista entrena para una competencia, ¿lo hace con su rival?.

No, todas las prácticas son en realidad contra él mismo, buscando siempre superar su marca, esta es la única medica del avance logrado.

Si un corredor, o un nadador, o un ciclista, se vuelve a un lado o mira atrás para ver dónde está su rival, lo más probable es que éste aproveche ese descuido para alcanzarlo y pasarlo, si el deportista se concentra en lo que él está haciendo y se concentra en mejorar su marca, es muy posible que lo logre y gane la competencia.

En alguna parte escuché o leí que para aprender a ganar, primero debemos aprender a perder, los fracasos son los primeros peldaños en la escalera hacia el éxito.

En la foto de portada he colocado la llegada de los 100 metros planos de la última olimpiada, podemos observar 5 corredores casi en una línea y otro algunos metros detrás, qué le queda al que llegó al último, pues 4 años de prácticas para superar su marca, difícilmente podrá en ese tiempo competir con todos los otros juntos, competirá con algunos, pero siempre tendrá que superar su marca.

Lo mismo sucede en otros ámbitos en la vida, tanto en los negocios, en los estudios, en lo laboral, y hasta en nuestra propia familia, debemos siempre de buscar superar nuestra  marca, hacerlo cada vez mejor.

Decía Jim Rohn que para aquel que desarrolla sus habilidades siempre habría un lugar para él, podríamos parafrasearlo diciendo que para aquel que mejora su marca siempre habrá un lugar en la llegada.

El ser humano es creación única, no hay nadie igual que otro, pero siempre hay alguien mejor que uno en las diversas actividades que desarrollamos, podremos llegar a ser los mejores en algún momento, porque superamos nuestras marcas, pero siempre llegará alguien con mejores marcas, eso no significa que debamos dejar de intentarlo, al final lo mejor está más en el trayecto que en la meta. El mayor pesar siempre está cuando sabemos que no hemos dado todo lo que podemos, en entregar todo está la mayor recompensa.

En el trabajo en equipo, si todos nos enfocamos en superar nuestras marcas y dar lo mejor, seguro es que alcanzaremos la meta fijada.

En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito


¿De Qué Sirve Luchar Tanto?

luchar¿De qué sirve luchar tanto?, me pasaron este correo, que tiene una reflexión muy interesante y que responde a la pregunta del título, deja tus comentarios al final. 

En inglés tienen una frase que lo dice todo: “easy comes, easy goes”, o sea, fácil viene, fácil se va. Vemos cómo la depresión abate despiadadamente a los que lo tienen “todo”, y la melancolía es parte triste de sus vidas, al comprobar lastimosamente que no “todo” lo compra el dinero.

¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué tantos grandes ricos son presa fácil del consultorio del psiquiatra, del psicólogo? ¿Por qué los que heredan fortunas tienden frecuentemente a vivir una vida vacía, de hastío existencial?

Entonces, ¿será necesaria la lucha diaria por la vida para lograr ser felices?

Cuentan de un hombre que encontró un capullo de mariposa. Lo llevó a su casa para observar la mariposa cuando saliera.

Un día notó que tenía un pequeño orificio. Había llegado el momento tan esperado. Ahí permaneció durante varias horas, viendo la mariposa luchar para lograr pasar su cuerpo a través del pequeñísimo huequito.

Pronto pareció que había cesado de forcejear pues no lograba salir. Parecía estar atascada.
Sintiendo lástima, el hombre quiso ayudarla. Con una tijerita cortó a un lado del agujero agrandándolo, y la mariposa salió al fin del encierro.

Pero no era el hermoso ejemplar que el hombre esperaba. Tenía el cuerpo muy hinchado y unas alas pequeñas y dobladas.

El hombre confiaba que en cualquier instante las alas se desdoblarían y la hinchazón del cuerpo cedería.

No pasó ni lo uno ni lo otro. La infeliz solamente podía arrastrarse en círculos con su cuerpecito hinchado y sus alas dobladas. Jamás logró volar.

Lo que el hombre no había entendido era que la restricción de la apertura del capullo y el esfuerzo de la mariposa de salir por el diminuto agujero, eran parte natural del proceso, que forzaba fluidos del cuerpo de la mariposa hacia sus alas, para que alcanzaran el tamaño y fortaleza requeridos para poder volar y ser libre finalmente.

¿Qué fue lo que pasó? Muy sencillo. Al privar la mariposa de la lucha, también le fue privado su normal desarrollo.

Si Dios nos permitiera progresar en todo sin obstáculos, nos convertiríamos en seres inútiles. No podríamos crecer y ser fuertes como podríamos haberlo sido a través del esfuerzo y la constancia, a través de la lucha, a través del trajín de cada día.

¡Cuánta verdad encierra esta pequeña historia!
¡Cuántas veces queremos tomar el camino fácil para salir de las dificultades, tomando en nuestras propias manos esas tijeras y recortando el esfuerzo, para encontrarnos al final con un resultado insatisfactorio y muchas veces desastroso!.

Cada día tiene su afán, todo tiene un tiempo, sólo Dios sabe cuál es el nuestro, sólo debemos tener fe.

Apliquémonos la lección, y agradezcamos a Dios que tengamos que luchar para conseguir con su ayuda el pan nuestro de cada día.

Y recuerda que… En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito






La Tierra Es Redonda

La tierra¡La Tierra es Redonda!  Valiente descubrimiento, ¿no es verdad?, pero si la tierra es redonda, entonces qué sucede con todo lo que se mueve dentro de ella?… Simple, también toma forma de redonda.

Por eso es que el mundo funciona de esta manera: Das y recibes. Da sin esperar nada a cambio y en cambio recibirás más de lo que diste.

Cuando entregas algo, empiezas a mover la rueda, todo empieza a girar, la tierra redonda se mueve y todo el mecanismo creado empieza a funcionar; el Maestro Jim Rohn decía que el mundo está diseñado para merecer, no para necesitar, esto significa que sólo el que entrega algo va a recibir.

Amigo, si no estás satisfecho con lo que recibes, revisa lo que estas dando, allí debe de estar el problema.

Esto funciona en todos los aspectos de nuestras vidas: familiar, educativo, laboral, negocios. Todo lo que recibimos está en proporción directa a lo que entregamos.

Lo que cosechamos obedece a lo que sembramos, y ojo que normalmente lo que cosechamos es mucho mayor que lo que sembramos, lo que sembramos se lo estamos dando a la tierra para que ella nos devuelva una cosecha mucho más grande, pero de igual  manera si sembramos vientos, cosechamos tempestades.

En el campo educativo, todo el esfuerzo que como alumnos entregamos es recompensado al final de nuestras carreras, el esfuerzo que los maestros despliegan enseñando, es reconocido finalmente por los alumnos.

En el ámbito familiar el amor que entregamos a nuestra familia, lo recibimos con creces, multiplicado, de igual manera qué sucede con aquellos padres que no entregaron amor a sus hijos, ¿qué recibirán en su ancianidad?.

Laboralmente, al final siempre el que da “la milla extra” es el que termina recibiendo el reconocimiento, aquellos que piden sólo porque lo necesitan y no hacen nada por merecerlo, terminan en el mismo lugar, sin alcanzar lo que desearon pero nunca fueron capaces de dar lo necesario para merecerlo.

En los negocios también funciona así, el que arriesga, el que invierte, el que trabaja más es que el que finalmente alcanza el ansiado éxito.

No lo olvides: el mundo está diseñado para merecer, no para necesitar.

En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito






Actitud

 

jimrohn2

El maestro Jim Rohn nos decía que la actitud lo era todo:

Attitude Is Everything

Evidentemente la actitud está totalmente ligada a la fe y a la esperanza, si tengo fe en que puedo alcanzar las metas que me he fijado y con paciencia y actividad espero que llegue mi momento, entonces la fe y la esperanza que estoy teniendo se traducen en actitud positiva, si en cambio no creo en mi y adopto una posición negativa ante el futuro, estoy en una actitud negativa.

He traducido un texto sobre la actitud, que nos dejara Jim Rohn, espero lo disfrutes, y siéntete en libertad para comentarlo al final.

“El proceso de desarrollo personal comienza dentro de nosotros. Todos tenemos un potencial enorme. Todos deseamos buenos resultados por nuestros esfuerzos. La mayoría de nosotros estamos dispuestos a trabajar duro y pagar el precio que demanda el éxito y la felicidad.

Cada uno de nosotros tiene la capacidad de poner nuestro potencial humano único en acción y adquirir el resultado deseado. Pero la única cosa que determina el nivel de nuestro potencial, que produce la intensidad de nuestra actividad, y predice la calidad del resultado que recibimos, es nuestra actitud.

La actitud determina qué parte del futuro se nos permite ver. Decide el tamaño de nuestros sueños e influye en nuestra determinación cuando nos enfrentamos a nuevos retos. Ninguna otra persona en la tierra tiene control sobre nuestra actitud. Las personas pueden afectar nuestra actitud al enseñarnos los malos hábitos de pensamiento o cuando nos desinforman o proporcionan fuentes negativas de influencia, pero nadie puede controlar nuestra actitud, a menos que voluntariamente renunciemos a ese control.

Nadie más “nos hace enojar”, nos enojamos cuando entregamos el control de nuestra actitud.

Qué puede haber hecho la otra persona, es irrelevante. Nosotros elegimos no ellos. Se limitan a poner nuestra actitud a prueba.

Si seleccionamos una actitud volátil al convertirnos en hostiles, enojados, celosos o suspicaces, entonces habremos fallado la prueba.

Si nos condenamos por creer que no somos dignos, una vez más, no habremos superado la prueba.

Si nos responsabilizamos totalmente por nosotros mismos, entonces debemos aceptar la plena responsabilidad de nuestros propios sentimientos.

Tenemos que aprender a protegernos de los sentimientos que tienen la capacidad para conducir nuestra actitud por el camino equivocado y reforzar esos sentimientos que nos pueden llevar con confianza hacia un futuro mejor.

Si desea recibir las recompensas que el futuro mantiene en fideicomiso para nosotros, entonces debemos ejercer la opción más importante dada a nosotros como miembros de la raza humana, al mantener el control total sobre nuestra actitud.

Nuestra actitud es un activo, un tesoro de gran valor, que debe ser protegido, en consecuencia, tenga cuidado con los vándalos y ladrones entre nosotros que dañan a nuestra actitud positiva o tratan sabotearla.

Tener la actitud correcta es uno de los fundamentos que el éxito requiere. La combinación de una filosofía personal y una actitud positiva acerca de nosotros mismos y del mundo que nos rodea nos da una fuerza interior y una firme resolución que influye en todos los demás ámbitos de nuestra existencia.”

Excelente verdad? No olvides que: “Débil es aquel que permite que sus pensamientos controlen sus acciones; fuerte es aquel que compele a sus acciones aque controlen sus pensamientos”

En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito

 






Haz Que Tu Vida Sea Valiosa

Este texto del Maestro Jim Rohn, es realmente espectacular, nos hace reflexionar sobre cuatro puntos clave para darle mayor valor a nuestras vidas y alcanzar el éxito: Aprender, Intentar, Permanecer o Perseverar y Ocuparse o Hacerse cargo, te dejo con este texto, déjame tus comentarios al final, siempre son importantes y recuerda que “En El Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito”

Por años he buscado ideas, principios y estrategias para los retos de la vida y he hallado cuatro simples palabras que pueden hacer que su vida sea valiosa.

Primero, la vida es valiosa si usted APRENDE.
Lo que usted no sepa seguramente lo dañará. Usted sólo tiene que hacer que el proceso de aprendizaje se inicie y por su propia cuenta triunfará.

La vida es valiosa si usted aprende de sus propias experiencias, negativas o positivas.

Aprendemos a hacerlo bien luego de que algunas veces, al principio, lo hicimos mal. Le llamamos a esto un positivo negativo.

También aprendemos de las experiencias de otras personas, sean positivas o negativas.

Siempre he dicho que es lamentable que los fracasados no den seminarios. Obviamente, nadie pagaría por escucharlos y por eso es que no están haciendo giras y dando seminarios. Esa información sería muy valiosa,  aprenderíamos cómo alguien que tenía todas las oportunidades a su favor estropeó su futuro.

Aprender de la experiencia y errores de los demás es una información muy valiosa debido a que podemos aprender “qué no hacer” sin el dolor de haberlo intentado y fallado por nosotros mismos.

Aprendemos de lo que vemos, por eso presten atención. Aprendemos de lo que oímos, por eso sean buenos oyentes.

Yo en realidad les sugiero que sean unos oyentes selectivos, no permitan que simplemente alguien los interrumpa en su proceso mental.

Aprendemos de lo que leemos, por eso aprendan de cada fuente; aprendan de las lecturas; aprendan de las canciones; aprendan de los sermones en la iglesia; aprendan de las conversaciones con la gente que los quiere. Siempre manténganse aprendiendo.

Segundo, la vida es valiosa si usted INTENTA.
Usted no puede dedicarse sólo a aprender; usted tiene que intentar algo para ver si lo puede hacer.

Trate de marcar la diferencia, trate de progresar, trate de aprender nuevas habilidades, trate de practicar un nuevo deporte.

No significa que usted pueda hacer todo sino que hay muchas cosas que usted puede hacer, si sólo lo intentara. Haga su mejor esfuerzo. Dedíquele todos sus esfuerzos. Porqué que no intentarlo?

Tercero, la vida es valiosa si usted PERMANECE.
Usted tiene que permanecer desde la primavera hasta la cosecha. Si usted acordó participar ese día, para ese juego o en ese Proyecto – sígalo hasta el final. En ocasiones las tragedias suceden y no queda otra cosa que empacar y decir “se acabó”, pero no se detenga en medio de algo. Puede rechazar el siguiente proyecto que le ofrezcan, pero si en éste usted se comprometió – sígalo hasta el final.

Finalmente, la vida es valiosa si usted se OCUPA, SI SE HACE CARGO.
Si usted se hace cargo de todo, usted obtendrá resultados increíbles. Ocúpese lo suficiente para hacer la diferencia. Ocúpese lo suficiente para empezar una nueva empresa. Ocúpese lo suficiente para cambiarlo todo. Ocúpese lo suficiente para ser el mejor productor. Ocúpese lo suficiente como para poner algunos audios. Ocúpese lo suficiente para ganar.

 

Cuatro pequeñas palabras: aprender, tratar, permanecer y ocuparse.

Que diferencia podría usted notar en su vida actual si pusiera estas palabras a trabajar?






¿Quieres Cambiar?

¿Quieres cambiar?

¿Pero realmente quieres cambiar?

¿Estás seguro que quieres cambiar?

¿Porqué tantas veces la misma pregunta?

Con el tiempo me he convencido que nadie hace lo que no quiere.  Así de concluyente, !nadie hace lo que no quiere!, no interesa la edad ni condición.

¿Porqué los niños “no obedecen”?, pues porque no quieren hacer lo que  les estamos pidiendo y se resisten. Igual sucede con los adultos cuando no quieren hacer algo,… pues no lo hacen.

Laboralmente los empleados “tenemos” que hacer lo que los jefes nos están ordenando, así uno no quiera hacerlo; lo hacemos por obligación.

Esto muchas veces ocasiona la baja calidad en los trabajos, porque hacemos cosas que no queremos, porque nos obligan  a hacerlo.

¿Y entonces?, me preguntarás, qué se puede hacer con niños y adultos que “no quieren” hacer las cosas. El fundamento del Liderazgo, es el convencimiento, la influencia en los demás, lograr que los miembros de tu equipo tomen como suyos los objetivos del equipo.

Como padres y responsables de liderar una familia, debemos aprender a influir en nuestros hijos, aprender a lograr que “ellos quieran” lo que nosotros queremos que hagan porque creemos que es lo mejor para ellos.

Liderazgo es influencia, del mismo modo en el plano laboral , la función del jefe es liderar a su personal, lograr que ellos quieran desarrollar las funciones que los objetivos de la empresa necesitan que el personal desarrolle; es decir, motivar al personal, lograr que ellos hagan suyos la visión y misión de la compañía.

En el plano personal, no logramos nuestras propias metas hasta que “realmente” decidimos llevarlas a cabo, hasta que realmente estamos motivados por la meta que queremos alcanzar, cuando finalmente aceptamos el precio a pagar para conseguir el premio futuro.

Todo cambio significa sacrificio, el miedo a no lograr la meta sumado al sacrificio realizado hace que en realidad inventemos los famosos pretextos y estemos constantemente procrastinando.

Por eso aceptemos el costo del éxito, paguemos hoy el precio del cambio para poder alcanzar las metas que queremos, impulsar nuestro Desarrollo Personal y obtener de la vida aquello que realmente queremos.

Recuerda que: “En el Éxito de tu Equipo está tu Éxito”. Ayúdame con tus comentarios, siempre son importantes.