Tener Paciencia

Tener Paciencia

En Wikipedia se define a la Paciencia como la capacidad de sufrir y tolerar las adversidades con valor y sin quejarse.

Si eres peruano y tienes más de 40 años debes de recordar la rutina cómica de La Santa Paciencia.

Mucho escuchamos, debes de tener paciencia, pero también se asocia paciencia con pasividad, con “esperar que llueva café”, con esperar que llegue el resultado.

En los negocios por internet, hay que hacer que las cosas sucedan, pero también hay que tener paciencia. Cómo conciliamos estas actitudes aparentemente contradictorias?.

Pues es necesario tener los conceptos claros, Paciencia no es sentarnos pasivamente a esperar que las cosas ocurran, a esperar que el éxito llegue, la paciencia es saber esperar positivamente, activamente, inteligentemente, el momento adecuado para lograr nuestro objetivo.

Un ejemplo de paciencia es la pesca, si te desesperas por sacar tus anzuelos, nunca lograrás pescar nada, debes de tener paciencia.

Igual sucede con los negocios por internet, con los negocios multinivel y con los negocios en general, hay que tener paciencia, darle al cliente, al prospecto, el tiempo necesario para que tome una decisión, hay que darnos el tiempo necesario para formar nuestra lista de prospectos calificados.

Nuestro trabajo está en dar la información adecuada, en ayudar a clientes y prospectos a tomar una buena decisión, pero sin precipitar las cosas, porque esto equivale a sacar el anzuelo antes de tiempo.

La Pasividad y la Desesperación ahuyentan las oportunidades, la paciencia hace que éstas siempre regresen.

La Paciencia y la Fe van de la mano: Yo creo que  Dios me va a ayudar, pero Él tiene sus tiempos y debo tener paciencia para esperar. La Fe tiene que ir de la mano con la Paciencia.

La Biblia dice en Mateo 23,13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

A continuación te dejo un vídeo del Dr. Miguel Angel Cornejo sobre la paciencia, podrás verlo y ayudarme a difundirlo, dando click en Me Gusta .

 

El Desafiante Poder del Espíritu Santo

resilienciaEl Psicólogo Paulo Daniel Acero Rodriguez propone una relación entre el concepto de resiliencia y el de crecimiento postraumático entendidos como la capacidad de poder salir “ilesos” de una experiencia adversa y además aprender de la misma.

Ante un hecho o situación adversa, sólo nos quedan dos caminos: echarnos a llorar sobre la leche derramada, o tratar de aprender de la situación vivida y hacer de la misma un elemento de aprendizaje. Contra lo que muchas veces se cree, el fracaso no es el enemigo del éxito, sino parte del camino para llegar a él.

La historia de Viktor Frankl, hace unos días publicamos una entrevista que le hicieran, es un ejemplo de Resiliencia, lee su biografía en Wikipedia.

Para los Cristianos la Resiliencia se basa en nuestra Fe en Cristo y sus promesas y en el Poder del Espíritu Santo, que mora en nosotros cuando aceptamos que Jesús es nuestro Señor y nuestro único Salvador.

La Biblia nos entrega múltiples ejemplos de Resiliencia, como la historia de José, la de Daniel o la de Ruth, todas fundamentadas en su Fe.

En la biblia, en el Libro a los romanos capítulo 8 versículo 28 se dice: “Y sabemos  que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

La Fe es la certeza de lo que no se ve, los Cristianos seguimos la palabra de Dios porque ésta es nuestra guía de vida, es el equivalente a los manuales que vienen con los equipos que uno compra. Para cada situación que vivimos, en la Biblia encontramos la respuesta.

El versículo citado es el fundamento para nosotros, de la resiliencia o el crecimiento postraumático, “… TODAS LAS COSAS les ayudan a bien; es decir, lo que nos suceda nos ayuda para bien, por tanto sabemos que Cristo no nos abandona, que todo pasará y que saldremos fortalecidos en su amor.

Desde mi punto de vista cristiano, los que amamos a Dios, nunca somos abandonados por Él, sólo nos pide que nos esforcemos y seamos valientes, porqué Él estará con nosotros dondequiera que vayamos (Josué 1,9).

En mi día a día aplico lo que la Palabra de Dios me enseña, le podemos llamar resiliencia o crecimiento postraumático o construcción de sentido en la  adversidad, para mi simplemente el Desafiante Poder del Espíritu Humano, es el Desafiante Poder del Espíritu Santo, la Fe

Actitud

 

jimrohn2

El maestro Jim Rohn nos decía que la actitud lo era todo:

Attitude Is Everything

Evidentemente la actitud está totalmente ligada a la fe y a la esperanza, si tengo fe en que puedo alcanzar las metas que me he fijado y con paciencia y actividad espero que llegue mi momento, entonces la fe y la esperanza que estoy teniendo se traducen en actitud positiva, si en cambio no creo en mi y adopto una posición negativa ante el futuro, estoy en una actitud negativa.

He traducido un texto sobre la actitud, que nos dejara Jim Rohn, espero lo disfrutes, y siéntete en libertad para comentarlo al final.

“El proceso de desarrollo personal comienza dentro de nosotros. Todos tenemos un potencial enorme. Todos deseamos buenos resultados por nuestros esfuerzos. La mayoría de nosotros estamos dispuestos a trabajar duro y pagar el precio que demanda el éxito y la felicidad.

Cada uno de nosotros tiene la capacidad de poner nuestro potencial humano único en acción y adquirir el resultado deseado. Pero la única cosa que determina el nivel de nuestro potencial, que produce la intensidad de nuestra actividad, y predice la calidad del resultado que recibimos, es nuestra actitud.

La actitud determina qué parte del futuro se nos permite ver. Decide el tamaño de nuestros sueños e influye en nuestra determinación cuando nos enfrentamos a nuevos retos. Ninguna otra persona en la tierra tiene control sobre nuestra actitud. Las personas pueden afectar nuestra actitud al enseñarnos los malos hábitos de pensamiento o cuando nos desinforman o proporcionan fuentes negativas de influencia, pero nadie puede controlar nuestra actitud, a menos que voluntariamente renunciemos a ese control.

Nadie más “nos hace enojar”, nos enojamos cuando entregamos el control de nuestra actitud.

Qué puede haber hecho la otra persona, es irrelevante. Nosotros elegimos no ellos. Se limitan a poner nuestra actitud a prueba.

Si seleccionamos una actitud volátil al convertirnos en hostiles, enojados, celosos o suspicaces, entonces habremos fallado la prueba.

Si nos condenamos por creer que no somos dignos, una vez más, no habremos superado la prueba.

Si nos responsabilizamos totalmente por nosotros mismos, entonces debemos aceptar la plena responsabilidad de nuestros propios sentimientos.

Tenemos que aprender a protegernos de los sentimientos que tienen la capacidad para conducir nuestra actitud por el camino equivocado y reforzar esos sentimientos que nos pueden llevar con confianza hacia un futuro mejor.

Si desea recibir las recompensas que el futuro mantiene en fideicomiso para nosotros, entonces debemos ejercer la opción más importante dada a nosotros como miembros de la raza humana, al mantener el control total sobre nuestra actitud.

Nuestra actitud es un activo, un tesoro de gran valor, que debe ser protegido, en consecuencia, tenga cuidado con los vándalos y ladrones entre nosotros que dañan a nuestra actitud positiva o tratan sabotearla.

Tener la actitud correcta es uno de los fundamentos que el éxito requiere. La combinación de una filosofía personal y una actitud positiva acerca de nosotros mismos y del mundo que nos rodea nos da una fuerza interior y una firme resolución que influye en todos los demás ámbitos de nuestra existencia.”

Excelente verdad? No olvides que: “Débil es aquel que permite que sus pensamientos controlen sus acciones; fuerte es aquel que compele a sus acciones aque controlen sus pensamientos”

En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito