La Ley del Tope

Ley del TopeJohn Calvin Maxwell  es un pastor cristiano evangélico que ha escrito más de 60 libros, que se centran principalmente en el liderazgo. Los títulos incluyen Las 21 leyes irrefutables del liderazgo y Las 21 cualidades indispensables de un líder: conviértase en la persona que otros querrán seguir. Sus libros han vendido más de mil millones de copias, con algunos en la lista de best sellers del New York Times. La Ley del Tope es una teoría desarrollada por John Maxwell, mediante la cual él determina la importancia vital del liderazgo para el desarrollo y crecimiento de las organizaciones. Te dejo un breve resumen en donde el Pastor Maxwell reusume la Ley del Tope.

A menudo comienzo mis conferencias sobre el liderazgo explicando la Ley del Tope, porque ésta ayuda a la gente a entender el valor del liderazgo. Si usted puede ser parte de esta ley, podrá visualizar el impacto increíble del liderazgo en cada aspecto de la vida.

La capacidad de liderazgo es el tope que determina el nivel de eficacia de una persona.

Cuanto menor es la capacidad de dirigir de un individuo, tanto más bajo está el tope de su potencial. Cuanto más alto está su nivel de liderazgo, tanto mayor es su eficacia. Por ejemplo, si su liderazgo obtiene una puntuación de 8, su eficacia no puede obtener más si su liderazgo es únicamente de 4 puntos, su eficacia no es de más de 3. Su capacidad de liderazgo —para bien o para mal— siempre determina su eficacia y el impacto potencial de su organización.

Permítame referirle una historia que ilustra la Ley del Tope.

En 1930, dos jóvenes hermanos llamados Dick y Maurice se mudaron de New Hampshire a California en busca del Sueño Americano. Acababan de salir de la escuela secundaria y eran muy pocas las Oportunidades que había en su pueblo natal. De modo que partieron rumbo a Hollywood donde finalmente encontraron empleo en el plató de un estudio de cinematografía.

Después de un tiempo, el espíritu empresarial y el interés en la industria del entretenimiento que tenían los hermanos los impulsaron a abrir un teatro en Glendale, una ciudad a cinco millas al noreste de Hollywood. Sin embargo, a pesar de todos sus esfuerzos, no les fue posible hacer que el negocio resultara rentable. En los cuatro años que dirigieron el teatro no pudieron generar de manera continua suficiente dinero para pagar el alquiler de cien dólares que les cobraba el propietario.

UNA NUEVA OPORTUNIDAD

Los hermanos tenían un fuerte deseo de buen éxito, de modo que siguieron buscando mejores oportunidades para un negocio. Finalmente, en 1937, se les ocurrió algo que sí funcionó. Abrieron un pequeño restaurante “drive-in” en Pasadena, al este de Glendale.

La gente del sur de California se había hecho muy dependiente de sus autos, y la cultura estaba cambiando para adaptarse a esta realidad, lo cual incluía los negocios.

Los restaurantes “drive-in” constituyeron un fenómeno que surgió a principio de los años treinta, y se estaban haciendo muy populares. Los clientes no entraban a un comedor a comer, sino que entraban en su automóvil a un estacionamiento alrededor de un restaurante, ordenaban lo que deseaban a un camarero que se les acercaba, y recibían sus alimentos en bandejas dentro de sus autos. Se usaban platos de loza, vasos de vidrio y cubiertos de metal .Esta era una idea oportuna en una sociedad que se volvía cada vez más móvil y acelerada.

El pequeño restaurante “drive-in” de Dick y Maurice resultó un buen éxito extraordinario, y en 1940, los hermanos decidieron mudar sus operaciones a San Bernardino, ciudad a cincuenta millas al este de Los Ángeles donde la clase trabajadora experimentaba una prosperidad repentina.

Construyeron una instalación más grande y expandieron su menú de “perros calientes”, papas fritas, y batidos, para incluir emparedados de carne y cerdo a la barbacoa. El negocio floreció. Las ventas anuales llegaron a los $200.000, y cada hermano recibía una ganancia de $50.000 cada año? suma que los colocó en la élite económica de la ciudad. En 1948, la intuición les dijo que los tiempos estaban cambiando, e hicieron modificaciones a su negocio.

Eliminaron el servicio en los autos y comenzaron a servir a los clientes en el interior del local. También aumentaron la eficiencia del proceso de servicio. Redujeron su menú y se concentraron en vender hamburguesas. Eliminaron los platos, los vasos de vidrio, y los cubiertos de metal e introdujeron productos de cartón. Redujeron los costos y el precio a los clientes.

También crearon lo que llamaron el Sistema de Servicio Rápido. La cocina se convirtió en algo así como una línea de ensamblaje, en la que cada persona se concentraba en servir con rapidez. La meta de los hermanos era servir la orden de cada cliente en treinta segundos o menos. Y tuvieron buen éxito. A mediados del decenio de los cincuenta, el ingreso anual llegó a $350.000, y ya para entonces Dick y Maurice recibían cada uno una ganancia anual de$100.000.

¿Quiénes eran estos dos hermanos? En aquellos días, usted hubiese podido conocerlos si hubiera llegado en su auto al pequeño restaurante que tenían en la esquina de la calle Catorce y la Calle E en San Bernardino. Al frente del pequeño edificio octagonal colgaba un letrero de neón que simplemente decía McDonald’s hamburgués. Dick y Maurice McDonald habían ganado el premio gordo norteamericano. Y el resto, como se dice, es
historia, ¿no es cierto? Incorrecto. Los McDonald no llegaron más lejos porque su débil liderazgo puso un tope a su capacidad de triunfo.

LA HISTORIA DETRÁS DE LA HISTORIA

Es muy cierto que los hermanos McDonald tenían su futuro económico asegurado. Su restaurante era uno de los más rentables en todo el país, y no hallaban cómo gastar todo el dinero que hacían. La genialidad de los hermanos consistía en el servicio al cliente y la organización de la cocina. Ese talento contribuyó a la creación de un nuevo sistema de servicio de comida y bebida.

De hecho, aquel talento era tan conocido en los círculos de servicios de alimentos, que la gente comenzó a escribirles y a visitarlos de todas partes del país para aprender más de sus métodos. Llegaron a un punto en que recibían trescientas llamadas y cartas cada mes Esto les dio la idea de lanzar al mercado el concepto McDonald’s.

La idea de la franquicia de restaurantes no era nueva. Había estado en funcionamiento durante varias décadas. Para los hermanos McDonald era una forma de hacer dinero sin tener que abrir ellos mismos otro restaurante. Comenzaron a poner en práctica esta idea en 1952, pero el esfuerzo resultó un fracaso catastrófico. La razón fue muy simple. No tenían el liderazgo Necesario para aplicar la idea en forma eficaz. Dick y Maurice eran buenos propietarios de  restaurantes. Sabían cómo dirigir un negocio, crear sistemas eficientes, reducir costos, y aumentar las ganancias.

Eran gerentes eficientes. Pero no eran líderes. Sus patrones de pensamiento pusieron un tope a lo que hubieran podido hacer y llegar a ser. En la cumbre de su buen éxito, Dick y Maurice se hallaban exactamente contra la Ley del Tope.

LOS HERMANOS SE ASOCIAN CON UN LÍDER

En 1954, los hermanos cerraron un trato con un hombre llamado Ray Kroc, quien sí era un líder. Kroc había estado dirigiendo una pequeña compañía que él mismo había fundado, dedicada a la venta de máquinas para hacer batidos. El conocía a los McDonald.

El restaurante de estos era uno de sus mejores clientes. Tan pronto visitó el negocio, tuvo la visión de su gran potencial. Pudo ver en su mente al restaurante en toda la nación, en cientos de mercados. Al poco tiempo cerró un trato con Dick y Maurice, y en 1955 creó McDonald’s System,Inc. (llamado posteriormente McDonald’s Corporation).

Kroc inmediatamente compró los derechos a una franquicia a fin de poder usarla como modelo y prototipo para vender otras franquicias. Entonces comenzó a formar un equipo y una organización para convertir a McDonald’s en una entidad nacional.

Reclutó y empleó a la gente más hábil que pudo encontrar, y cuando su equipo creció en tamaño y capacidad, sus asociados reclutaron a otras personas con capacidad de liderazgo.

En los primeros años, Kroc sacrificó mucho. Aunque tenía más o menos cincuenta y  cinco años, trabajaba largas horas exactamente como lo había hecho al entrar en los negocios treinta años atrás. Eliminó asuntos superfinos en casa, como su afiliación en el club campestre, lo cual, según dijo él después, añadió diez golpes a su juego de golf.

Durante sus primeros 8 años con McDonald’s, no recibió salario. Y no sólo eso, sino que personalmente pidió dinero prestado al banco y contra su seguro de vida para ayudar a cubrir los salarios de unos cuantos líderes clave que deseaba mantener en el equipo.

Su sacrificio y su liderazgo dieron buenos resultados. En 1961, por la suma de $2.7 millones, Kroc compró los derechos exclusivos de los hermanos McDonald’s, y procedió a convertir la compañía en una institución norteamericana y una entidad mundial. El “tope” en la vida y el liderazgo de Ray Kroc era obviamente mucho más alto que el de sus predecesores.

En los años que Dicky Maurice McDonald habían intentado otorgar la franquicia de su sistema de servicio de comida, solamente pudieron vender el concepto a quince compradores, y sólo10 de estos realmente abrieron restaurantes. Y aun en esa pequeña empresa, su liderazgo y visión limitados representaron obstáculos. Por ejemplo, cuando su primer concesionario, Neil Fox de Phoenix, les dijo que deseaba llamar McDonald’s a su Restaurante, la respuesta de Dick fue: “¿Para qué? McDonald’s no significa nada en Phoenix”.

Por otra parte, el tope del liderazgo en la vida de Ray Kroc iba por las nubes. Entre 1955 y 1959, Kroc tuvo buen éxito en la apertura de cien restaurantes. Cuatro años después, había quinientos McDonald’s. Hoy la compañía ha abierto más de veintiún mil restaurantes en no menos de cien países.1 La capacidad de liderazgo—o más específicamente, la falta de capacidad de liderazgo—fue el tope de la eficacia de los hermanos McDonald.

BUEN ÉXITO SIN LIDERAZGO

Creo que el buen éxito está al alcance de casi todo el mundo. Pero también creo que el éxito personal sin capacidad de liderazgo sólo produce una eficacia limitada. El impacto de una persona representa sólo una fracción de lo que podría ser si esta tuviese un buen liderazgo. Cuanto más alto desee escalar, tanto más necesita el liderazgo. Cuanto más alto sea el impacto que desee causar, tanto mayor influencia necesitará. Lo que alcance estará restringido por su capacidad de dirigir a otros.

Permítame darle una ilustración de lo que quiero expresar. Digamos que en lo que se refiere al buen éxito, usted obtiene una puntuación de 8 (en una escala de 1 a 10). Esta es muy buena puntuación. Creo que sería justo decir que los hermanos McDonald estaban en esa categoría. Pero digamos, también, que su capacidad de liderazgo es sólo de 1. Su nivel de eficacia sería algo así: Para aumentar su nivel de eficacia, usted tiene varias alternativas.

Podría trabajar muy duro para aumentar su dedicación al buen éxito y a la excelencia —trabajar para llegar a la puntuación de 10. Es posible que usted pueda llegar a este nivel, aunque según la Ley de los Rendimientos Decrecientes, el esfuerzo que tendría que hacer para aumentar esos últimos dos puntos podría exigirle más energía de la que usó para alcanzar los primeros 8 puntos. Si realmente hizo un esfuerzo sobrehumano, pudo aumentar su buen éxito ese veinticinco por ciento.

Pero usted tiene otra opción. Digamos que en vez de hacer lo anterior, trabaja duro para aumentar su nivel de liderazgo. Con el transcurso del tiempo, usted se desarrolla como líder, y finalmente, su capacidad de liderazgo llega a obtener, digamos, un 6.

Visualmente, los resultados serían así: Al aumentar su capacidad de liderazgo,—sin aumentar su dedicación al buen éxito en lo más mínimo—usted puede aumentar su eficacia original ¡quinientos por ciento! Si fuera a aumentar su liderazgo a 8, y empatara su dedicación al buen éxito, podría aumentar su eficacia ¡setecientos por ciento! El liderazgo tiene un efecto multiplicador.

Una y otra vez he visto su impacto en todo tipo de negocios y organizaciones sin fines de lucro. Y por eso he enseñado acerca del liderazgo por más de veinte años.

PARACAMBIAR EL RUMBO DE LA ORGANIZACIÓN, CAMBIE EL LÍDER

La capacidad de liderazgo siempre es el tope de la eficacia personal y dentro de una organización. Si el liderazgo es fuerte, el tope es alto. Pero si no lo es, entonces la organización está limitada. Por eso, en momentos de dificultad, obviamente las organizaciones buscan un nuevo liderazgo. Cuando el país experimenta tiempos difíciles, elige un nuevo presidente. Cuando una compañía está perdiendo dinero, emplea un nuevo jefe principal. Cuando una iglesia está confusa, busca un nuevo pastor principal. Cuando un equipo deportivo pierde una y otra vez, busca un nuevo director.

La relación entre liderazgo y eficacia es evidente en los deportes. Por ejemplo, si usted observa las organizaciones deportivas profesionales, verá que rara vez se cuestiona el talento del equipo. Casi todos los equipos tienen jugadores sumamente talentosos. El liderazgo del director —y de varios jugadores clave— es lo que hace la diferencia. Para Aumentar la eficacia del equipo, se eleva el liderazgo del director, Esta es la Ley del Tope.

Notre Dame es un equipo deportivo con una larga trayectoria de liderazgo y eficacia.

Los equipos de fútbol americano de esta escuela han ganado más campeonatos que ningún otro equipo del país. A lo largo de los años, los Fighting Irish han ganado más etres  cuartos del total de sus juegos (unincreíble porcentaje de 0,759 juegos ganados). De hecho, dos de sus antiguos directores, Knute Rockne y Frank Leahy, tienen los más altos porcentajes de juegos ganados en la historia de la NCAA [National Collegiate Athletic Association-Asociación Atlética Universitaria Nacional].

Al principio de los años ochenta, Notre Dame empleó a Gerry Faust como director del equipo de fútbol americano. Sucedía a dos grandes directores: Ara Parseghian y Dan Devine, quienes habían ganado campeonatos nacionales durante el desempeño de sus cargos y finalmente habían sido incluidos en el Salón de la Fama de la Fundación Nacional de Fútbol Americano. Antes de llegar a Notre Dame, Faust había acumulado un récord increíble de174–17-2 durante sus dieciocho años como director del equipo de la Escuela Secundaria Moeller. Sus equipos permanecieron invictos durante siete temporadas y ganaron6 títulos del estado de Ohio. Cuatro de los equipos que entrenó eran  considerados los mejores del país.

Sin embargo, poco después de haber llegado a Notre Dame, Faust dio muestras de que su nuevo puesto estaba por encima de su capacidad. Era eficaz como entrenador y estratega, pero no tenía la capacidad de liderazgo necesaria para triunfar a nivel universitario. Durante sus 5 temporadas en la universidad, acumuló un récord de 30–26-1 y un porcentaje de juegos ganados de 0,535, el tercer peor en más de cien años de historia de fútbol americano universitario de Notre Dame. Después de esta experiencia, Faust sólo entrenó otro equipo universitario, la Universidad de Akron, donde terminó con un récord global de derrotas de 43–53-3. Faust fue otra víctima dela Ley del Tope.

Dondequiera que mire, usted podrá encontrar personas inteligentes, talentosas y exitosas que sólo llegan hasta allí debido a las limitaciones de su liderazgo. Por ejemplo, cuando Apple inició operaciones a fines de los años setenta, Steve Wozniak era el cerebro detrás del computador Apple. Su tope de liderazgo era bajo, pero ese no era el caso de su socio, Steve Jobs. Su tope era tan alto que erigió una organización de categoría mundial y le dio un valor de nueve cifras. Ese es el impacto de la Ley del Tope.

Hace algunos años, conocí a Don Stephenson, presidente de Global Hospitality Resources, Inc., de San Diego, California, una compañía internacional de asesoría y consultoría en servicios de hospitalidad. Durante el almuerzo le hice preguntas acerca de su organización. En la actualidad es consultor principalmente, pero al comienzo había asumido la gerencia de hoteles y centros de turismo a los que no les iba bien económicamente. La compañía supervisaba muchas instalaciones excelentes como La Costa en el sur de California.

Don dijo que cuando ellos asumían la gerencia de una organización, siempre comenzaban haciendo dos cosas: Primero, capacitaban a todo el personal para mejorar su nivel de servicio a los clientes; y segundo, despedían al líder. Cuando él me dijo eso, al principio me sorprendí.

“¿Siempre lo despiden?”, pregunté. “¿Todas las veces?” “Sí. Todas las veces”, dijo él.

“¿No hablan primero con la persona —para ver si es un buen líder?” Dije yo.

“No”, respondió él. “Si fuera un buen líder, la organización no estuviera en el caos en que está”. Yo pensé: Por supuesto. Es la Ley del Tope. Para alcanzar el nivel más alto de eficacia, usted debe elevar el tope —en una forma u otra.

La buena noticia es que el despido del líder no es la única forma. Así como enseño en mis conferencias que hay un tope, también enseño que usted puede elevarlo —pero eso es tema de otra ley del liderazgo.

John Maxwell

¿Qué te pareció?, deja tus comentarios y comparte este texto con tu equipo de trabajo y con tus amigos, y no olvides que ” En el Éxito de Tu Equipo, Está Tu Éxito”

¿Talento o Habilidad?

Me pasaron un vídeo con el compendio de diferentes entrevistas a Will Smith, famoso primero rapero y luego actor de Hollywood y de la TV norteamericana.

Me llamó mucho la atención el nivel de sus conceptos filosóficos, porque normalmente, esto no se ve en los actores, o no se conoce de esta faceta en ellos.

Entre sus conceptos me pareció sumamente interesante una distinción que hace entre Talento y Habilidad.

Mucho se dice de los artistas, “…tiene talento…” igual se dice de los deportistas, sin embargo cuál es la relación entre talento y habilidad, ¿son sinónimos, son palabras diferentes?

Will nos dice muy bien, que el talento es una condición con la que nacemos, se tiene o no se tiene, en cambio la habilidad se desarrolla, obviamente con estudio y trabajo.

Ahora, podemos tener mucho talento, pero si no desarrollamos las habilidades necesarias para lograr que ese talento trascienda, pues éste se va a perder, se va a diluir.

Ejemplos se tienen todos los días con deportistas, artistas que aparecen con un talento espectacular, pero poco a poco su falta de estudio y dedicación al trabajo causa que en el tiempo desaparezcan y pasen a integrar las filas de las famosas “promesas”.

Todos venimos a este mundo con algún talento, así nos crea Dios, recuerden la parábola de los Talentos, Mateo 25, del 14 al 30, pero si no desarrollamos con estudio y trabajo, las habilidades adicionales para potenciarlos, pues éstos no nos servirán para alcanzar el éxito y la felicidad en nuestras vidas.

Para ver el vídeo da click en Me Gusta, deja tus comentarios al final y recuerda que “En el Éxito de Tu Equipo Está Tu  Éxito”.

 

 

¿Cuántos Libros debo Leer?… ¡Todos Los Que Puedas!

¿Cuántos Libros debo Leer?… ¡Todos Los Que Puedas! Esta es una frase célebre de Jim Rohn, siempre la repetía en sus conferencias, recalcaba el daño que nos hacemos cuando nos perdemos un libro.

Te dejo con esta lectura, los malos hábitos sólo se eliminan adquiriendo buenos hábitos y uno de los mejores hábitos es el de la lectura, mejorando tus hábitos, mejoras tu carácter y finalmente tu destino.

Todos los libros que podríamos llegar a necesitar para hacernos tan ricos, saludables, felices, poderosos, sofisticados y exitosos como queramos – ya han sido escritos.

Gente de todo tipo, personas con algunas de las más increíbles experiencias de vida, personas que han convertido centavos en fortunas y fracasos en éxitos se han tomado el tiempo para escribir sus experiencias para que nosotros podamos compartir sus tesoros del conocimiento.

Han ofrecido su sabiduría y experiencia para que nosotros podamos inspirarnos, aprender, y para que podamos mejorar nuestras filosofías. Sus contribuciones nos permiten reorientar nuestras velas guiándonos por sus experiencias.

Nos han regalado el tesoro de sus pensamientos para que, en caso necesario, podamos cambiar nuestros planes para evitar sus errores. Podemos reorganizar nuestras vidas en base a sus sanos consejos.

Todos los conocimientos que podríamos necesitar alguna vez ya han sido capturados por otras personas en sus libros.

La pregunta importante es la siguiente: En los últimos noventa días, con este tesoro de información que podría cambiar nuestras vidas, nuestras fortunas, nuestras relaciones personales, nuestra salud, nuestras familias y nuestras carreras para mejor – ¿cuántos libros hemos leído?

¿Porqué descuidamos la lectura de los libros que podrían cambiar nuestras vidas? ¿Por qué nos quejamos pero seguimos igual? ¿Por qué tantos de nosotros maldecimos el efecto pero alimentamos la causa? ¿Cómo se explica el hecho de que en mi país sólo el 3% de toda la población es socia de una biblioteca pública – algo gratis que te da acceso a todas las respuestas sobre felicidad y prosperidad que podríamos necesitar?

Los que desean una vida mejor NO PUEDEN permitirse el lujo de perderse los libros que podrían haber tenido un impacto trascendente en el resultado de sus vidas. ¡El libro que NO lees NO te va a ayudar!

¡Y es un hecho que los libros no son demasiado caros! Si una persona razona que el precio de comprar el libro es demasiado caro, ¡espere a ver el precio que deberá pagar por no haberlo comprado! Espere a que esa persona reciba la factura por su continua y prolongada ignorancia.

Hay muy poca diferencia entre la gente que no sabe leer y la gente que no quiere leer. El resultado de ambos actos es la ignorancia.

Los que buscan seriamente el desarrollo personal deben retirar las limitaciones auto-impuestas que han colocado sobre sus habilidades y hábitos de lectura. Hay libros y cursos sobre el tema de cómo ser un buen lector, y hay miles de libros en las bibliotecas públicas esperando a ser leídos. La lectura es esencial para los que buscan elevarse sobre la mediocridad. No podemos permitir que nada se interponga entre nosotros y el libro que podría haber cambiado nuestras vidas.

Un poco de lectura diaria resultará en un tesoro de información valiosa en un muy corto período de tiempo. Pero si fallamos en apartar el tiempo, si fallamos en tomar el libro, si fallamos en el ejercicio de la disciplina diaria, la ignorancia enseguida se mueve para cubrir el espacio vacante.

Los que buscan una vida mejor deben primero convertirse en una persona mejor. deben constantemente perseguir el autodominio con el propósito de desarrollar una filosofía de vida balanceada, y después vivir en concordancia con los dictados de esa filosofía.

El hábito de la lectura es la piedra angular en el desarrollo de una sólida filosofía de base. Y en mi opinión es uno de los fundamentos requeridos para el logro del éxito y la felicidad.

Muhammad Ali

En febrero del 2011 publiqué este post sobre Muhammad Alí, en estos días acaba de fallecer y su deceso ha sido muy sentido en todo el mundo, desde que se coronó primero campeón olímpico y luego campeón del mundo, nunca dejó de ser un personaje polémico, por eso lo publico nuevamente.

Cassius Clay más conocido en el ambiente deportivo mundial como Muhammad Alí el más grande boxeador de todos los tiempos, ha sido siempre un personaje polémico, por sus actitudes, por su manera de hablar, por su posición ideológica.

Anne Leibowitz ha reunido algunas de sus  frases más importantes, voy a hacer un comentario en cada una de ellas sobre cómo podemos tomar estas citas desde la perspectiva del Desarrollo Personal y el Liderazgo.

  • Soy el más grande, y lo dije aún antes de saber que lo era. Alí siempre dijo que era el más grande y realmente llegó a a serlo y como él mismo nos dice lo hizo antes de saber que realmente lo era, ésta es una muestra de Actitud. En una entrevista  Álvaro Mendoza, el más importante mentor del mercado hispano en marketing por internet, contó la historia del famoso concertista de violín que se va a tocar al metro y sólo consigue 34 dólares, cuando una entrada para escucharlo vale 10 veces más, cuál era la diferencia, pues sencillamente la promoción. Alí se promocionaba como el más grande y por eso llegó a serlo, debemos empezar por creer nosotros en nosotros mismos. La pelea se gana o se pierde a solas, sin testigos – detrás de las líneas, en el gimnasio, y  en el camino, mucho antes de bailar bajo las luces. En esta cita Alí nos está transmitiendo que nada se logra de un día para otro, que la “pelea” empieza mucho antes de subir al ring, lo importante que es tener una planificación para llegar a alcanzar el triunfo anhelado.

 

  • Si ellos pueden hacer la penicilina de pan mohoso, seguro que se puede hacer algo de ti. Todo es posible cuando nos lo proponemos y tenemos el plan adecuado, al final la clave está en la decisión.


  • No es la montaña por  subir adelante que te cansa, es la piedra en el zapato. Muchas veces cuando encontramos obstáculos en nuestro camino, nos sentimos frustrados, estamos tentados a tirar la toalla, pensamos que es demasiado para nosotros, en realidad no es el tamaño del reto el problema, sino algunos problemas que nosotros mismos arrastramos en nuestro subconsciente y que son “la piedra en el zapato”.

 

  • Es la repetición de afirmaciones que conduce a la creencia. Y una vez que la creencia se convierte en una convicción profunda, las cosas comienzan a suceder. Muhammad Alí, no sólo ha sido un Gran Campeón Mundial, también un líder religioso, de allí esta cita, donde vemos la importancia de la perseverancia para poder lograr nuestros propósitos, todo tiene su tiempo, su período de maduración, por eso hay que perseverar y tener paciencia. Odiaba cada minuto de entrenamiento, pero me dije, “No pares. Sufre ahora y vive el resto de su vida como un campeón. “ El ser humano teme al dolor, el que se expresa no sólo físicamente sino también en la dificultad para salir de nuestra “zona de confort”, aquello de  “preferible malo conocido que bueno por conocer” es una actitud común que nos impide avanzar, que nos impide cambiar. En realidad no estamos dispuestos a pagar hoy el precio del éxito para mañana. Alí nos hace notar que para llegar a ser campeón hay que decidir hoy con romper los miedos y hacer aquello que no queremos, para poder mañana disfrutar de la recompensa del triunfo.

 Comenta y comparte en redes sociales dando click en los botones. 

No olvides que “En el Éxito de Tu Equipo está tu Éxito”


El Derecho a la Libertad

Publiqué este texto hace más de cuatro años, lo vuelvo a publicar, porque siento que el concepto de libertad está cada vez más tergiversado, “Todo me es lícito, pero no todo conviene: todo me es lícito, pero no todo edifica” dice la Biblia en 1a. de Corintios 10,23. Esto significa que la libertad se debe de limitar por lo que nos conviene, y lo que nos conviene y edifica es estar siempre de la mano de Dios, amarlo sobre todas las cosas y amar a nuestro prójimo como a nosostros mismos.

Dios nos da talentos que tenemos el mandato de aprovechar, en el último párrafo, el autor define a la libertad como un don, a mi me parece que es una recompensa por vivir de acuerdo a la Palabra de Dios.

Este texto de Miguel Angel Cornejo nos hace reflexionar sobre la importancia de la educación para alcanzar la verdadera libertad, si queremos llegar a la ansiada “libertad financiera”, sólo nos queda el camino de la educación.

Aquí el texto mencionado: “Nací en la miseria, nunca conocí a mi padre; mi madre me dio lo único que podía dar: algunas caricias y descargó en mí toda su frustración y mal humor.

Te aclaro algo que para mí es importante: yo no decidí nacer.

Abandoné, siendo muy pequeño, un cuarto que olía a orines, perfume barato y frijoles, y me perdí en las calles de mi ciudad, ¿ a eso le llaman libertad? Desesperado por el hambre aprendí a pedir limosna y también a robar, no encontré otro camino para sobrevivir, ¿acaso vivir así es libertad?

Sin darme cuenta encontré una fuente de alegría sin sentido, logré por un momento olvidar mi soledad y sin detenerme a pensar en lo que mañana pudiera suceder aprendí que mi hambre se podría olvidar. Sí, encontré a un compañero que me hacía cambiar mi realidad y a partir de ese momento la droga se convirtió en mi cómplice. Además, nadie podía decirme nada, pues por ahí escuché que yo tenía derecho a hacer lo que quisiera porque eso es libertad.

Un día, sentado a la orilla de la calle, observé a un niño ante un aparador de juguetes, indeciso ante qué muñeco comprar, mientras que yo no tenía otra alternativa que continuar mi camino, con rencor, sin más distracción que mi soledad. Entonces estalló en mi interior un grito de ira y desesperación: ¡soy libre, pero no encuentro un lugar para dormir! ¿Qué es para mí la libertad?, ¿elección o resignación?, ¿presencia o desesperación?, ¿amor o rencor?, ¿construir o destruir?, ¿vivir o morir? Tú que hablas de realización, te suplico que me des el conocimiento para aprender a vivir, para llegar a ser lo que debo ser, quiero entender mi realidad, buscar un porvenir, construir un sueño, alcanzar un futuro diferente.

Dame, te suplico, educación y te prometo que aprenderé a usar ese don que Dios me entregó que se llama libertad. Deseo ser libre para poder amar.”

Firma Un niño que desea encontrar una razón para existir. Miguel Ángel Cornejo

Deja tus comentarios al final y no olvides que: “En El Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito”

 

La Culpa

Perdemos gran parte de nuestras energías buscando culpables, tal vez para para intentar deshacernos de la propia “culpa”.

Pero qué es culpa? no será aquel paradigma grabado en nuestro subconsciente sobre el miedo, asociado fundamentalmente al pecado?, les alcanzo este artículo sobre el tema publicado en el Boletín de Miguel Ángel Cornejo:

El pequeño de 7 años le preguntaba a papá algo que le resultaba confuso de su clase de doctrina. • Me podrías explicar lo de Adán y Eva pues la verdad no entendí ¿qué es lo que significa pagar la Culpa original Pues es un pecado muy antiguo y se refiere a que Adán comió el fruto del árbol prohibido por Dios. •

El pequeño aún más sorprendido exclamó “¿Y por qué yo tengo que pagar por los pecados de los demás?” – Papá, acorralado no le dio más explicación que compararlo con lo que hacen muchos políticos: Es similar a lo que hacen tantos corruptos en el gobierno que roban y luego el pueblo tiene que pagar; ejemplo en México el Fobaproa. •

El pequeño reclamó “pues yo no pienso pagar por algo que no hice, que pague el culpable”.

Fin del diálogo y una pauta para reflexionar: Si Dios es amor ¿cómo es posible que condene eternamente al ser humano?

¿Por qué las religiones nos crean culpas por faltas que no hemos cometido? ¿Acaso los seres humanos no somos libres para decidir hacer el bien o el mal? ó ¿Acaso estamos condenados hacia el mal? Y al igual el pequeño que pregunta lo obvio para lograr comprender su propia naturaleza y su sentido del porqué Dios le concedió la vida.

Nosotros tenemos que detenernos y reflexionar que esa metáfora bíblica ha sido utilizada para que a través de la culpa, nos sintamos deudores de acciones que nosotros mismos no hemos cometido.

Los Líderes de Excelencia nunca hacen cargos a sus seguidores por lo que ellos no han hecho, y están conscientes que son nefastos tanto la Culpa como el miedo para manipular a sus colaboradores, saben que éstos se desgastan y van creando resentimientos, pues el seguidor tarde o temprano se percatará de que ha sido manipulado sin fundamentos y revertirá su rencor a su propio líder.

La libertad se manifiesta con nuestra capacidad de elección y de asimilar sus consecuencias, solamente se es auténticamente libre cuando somos capaces de responder por nuestras decisiones. ¿Acaso nosotros decidimos nacer? Por supuesto que no, pero si tenemos que asimilar la responsabilidad de cómo vivir, por eso Dios nos concedió su Don más preciado que es la libertad.” En términos religiosos me pregunto: ¿Si  Dios envió a su único hijo para morir por nosotros en la cruz, ya no está esa “culpa”  totalmente cancelada?

Amó tanto Dios al mundo que envió su único hijo para para que aquel que en Él crea no se pierda más, es obvio que la Culpa original está cancelada, pero nuestra naturaleza pecaminosa, nos orienta al pecado y si no vivimos de acuerdo a la palabra, seguimos viviendo en pecado, mas Dios nos da la salida, arrepiéntete, ten fe, lucha por todo aquello que deseas y si buscas el Reino de Dios, todo lo demás lo tendrás por añadidura.

Al impío todo lo que teme le sucederá, al que cree todo lo que desea le será dado.

El tema de la Culpa está evidentemente ligado a un tema de conciencia, dice la Biblia en Génesis 3,8-14

8 Y oyeron al SEÑOR Dios que se paseaba en el huerto al fresco del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia del SEÑOR Dios entre los árboles del huerto. 9 Y el SEÑOR Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás? 10 Y él respondió: Te oí en el huerto, y tuve miedo porque estaba desnudo, y me escondí. 11 Y Dios le dijo: ¿Quién te ha hecho saber que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol del cual te mandé que no comieras? 12 Y el hombre respondió: La mujer que tú me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. 13 Entonces el SEÑOR Dios dijo a la mujer: ¿Qué es esto que has hecho? Y la mujer respondió: La serpiente me engañó, y yo comí. 14 Y el SEÑOR Dios dijo a la serpiente: Por cuanto has hecho esto, maldita serás más que todos los animales, y más que todas las bestias del campo; sobre tu vientre andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.

Observamos en Adán y Eva que su conciencia los traiciona, escondiéndose de Dios y luego al ser increpados, no asumen su responsabilidad, allí la esencia de la culpa. La desobediencia al mandato de Dios causó todos los problemas  que sólo cuando los reconoces y te arrepientes, te son perdonados.

Reflexiona sobre esto y comenta al final.

Ese No Es Mi Problema

Ese no es mi problema es la típica respuesta de alguien que no está dispuesto a asumir responsabilidades.

Las personas que se hacen cargo de sus responsabilidades, se caracterizan por terminar lo que comienzan, por estar dispuestos a correr el kilómetro extra,  siempre los motiva la excelencia .

Jim Rohn sostenía: “El stress viene por hacer menos de lo que se puede”, en otras palabras por no asumir sus responsabilidades.

Una de las principales cualidades de un líder nos dice John Maxwell , es la Responsabilidad.

John Donne decía: ” … todos los hombres somos una pieza del continente, una parte del todo. La muerte de cualquier hombre me disminuye a mí, porque estoy involucrado con la humanidad, por lo tanto nunca me pidan averiguar por quién doblan las campanas; doblan por ti.”

Aquel que no asume sus responsabilidades, no se hace cargo de sus errores y fracasos, nunca alcanza el éxito

Encontré en youtube un interesante vídeo donde vemos qué sucede cuando en una empresa no se asumen las  responsabilidades y cómo el trabajo en equipo lleva a la solución.


Supera Tu Marca

Supera Tu Marca, este es el secreto del éxito, no compites contra nadie, compites contra ti mismo. Cuando un deportista entrena para una competencia, ¿lo hace con su rival?.

No, todas las prácticas son en realidad contra él mismo, buscando siempre superar su marca, esta es la única medica del avance logrado.

Si un corredor, o un nadador, o un ciclista, se vuelve a un lado o mira atrás para ver dónde está su rival, lo más probable es que éste aproveche ese descuido para alcanzarlo y pasarlo, si el deportista se concentra en lo que él está haciendo y se concentra en mejorar su marca, es muy posible que lo logre y gane la competencia.

En alguna parte escuché o leí que para aprender a ganar, primero debemos aprender a perder, los fracasos son los primeros peldaños en la escalera hacia el éxito.

En la foto de portada he colocado la llegada de los 100 metros planos de la última olimpiada, podemos observar 5 corredores casi en una línea y otro algunos metros detrás, qué le queda al que llegó al último, pues 4 años de prácticas para superar su marca, difícilmente podrá en ese tiempo competir con todos los otros juntos, competirá con algunos, pero siempre tendrá que superar su marca.

Lo mismo sucede en otros ámbitos en la vida, tanto en los negocios, en los estudios, en lo laboral, y hasta en nuestra propia familia, debemos siempre de buscar superar nuestra  marca, hacerlo cada vez mejor.

Decía Jim Rohn que para aquel que desarrolla sus habilidades siempre habría un lugar para él, podríamos parafrasearlo diciendo que para aquel que mejora su marca siempre habrá un lugar en la llegada.

El ser humano es creación única, no hay nadie igual que otro, pero siempre hay alguien mejor que uno en las diversas actividades que desarrollamos, podremos llegar a ser los mejores en algún momento, porque superamos nuestras marcas, pero siempre llegará alguien con mejores marcas, eso no significa que debamos dejar de intentarlo, al final lo mejor está más en el trayecto que en la meta. El mayor pesar siempre está cuando sabemos que no hemos dado todo lo que podemos, en entregar todo está la mayor recompensa.

En el trabajo en equipo, si todos nos enfocamos en superar nuestras marcas y dar lo mejor, seguro es que alcanzaremos la meta fijada.

En el Éxito de Tu Equipo Está Tu Éxito